10 mecanismos de defensa más curiosos del cuerpo humano

El cuerpo humano tiene mecanismos de defensa que en ocasiones pasamos por alto y muy rara vez, sabemos identificar qué son y para qué sirven. Ahora te mostraremos los más curiosos.

Lo más reciente:

Pérdida de memoria


Este es un curioso método, en el que el cuerpo entra en un estado donde bloquea la aparición de experiencias y recuerdos desagradables. Se han presentado casos en los que algunas víctimas de abuso sexual, violencia, o víctimas de desatares naturales, presentan pérdida de la memoria, exactamente de ese tipo de sucesos desagradables.

El hipo

Es una contracción de tipo espasmódica que el cuerpo realiza involuntariamente. Casi siempre tiene una duración de dos minutos y si sucede de forma periódica, es señal de que el sistema digestivo no está funcionando como debería. También, se presenta cuando el estómago está muy lleno, para indiciarnos que ya es hora de dejar de comer.

La piel de gallina

Es un acontecimiento muy común y gracioso, que nos sucede cuando tenemos mucho frio, o cuando estamos nerviosos. El cuerpo lo usa como mecanismo de defensa, para que no se nos escape el calor del cuerpo a través de los poros de la piel. De este modo, el cuerpo se mantiene caliente durante épocas muy frías.

El bostezo

Además de ser contagioso, es un movimiento involuntario bastante útil, que la mayoría de animales produce cuando los pulmones necesitan cambiar el aire. Al igual, se le asocia con el sueño y el hambre. Bostezar también aumenta la temperatura del cerebro y le permite un pequeño descanso.

Las lágrimas

Son muy útiles para la salud y traen una serie de beneficios que mejoran el aspecto de las mucosas oculares. Expulsan algunos cuerpos extraños del ojo, así como  tierra y polvo. Cuando lloramos por causa de algún dolor físico, el cerebro aumenta la actividad de varias funciones vitales y hay una aceleración del proceso de sanación, en el que el llanto está estrechamente relacionado.

El estornudo

Estornudar es un mecanismo de defensa que usa el cuerpo para activar la cavidad nasal y de ese modo, evitar la acumulación de bacterias y polvo. Al mismo tiempo, existe un proceso de limpieza de la boca y de la garganta; por esto es fundamental que nunca se retengan, porque si esto pasa, ese aire se va al cerebro y los oídos y puede desencadenar bastantes molestias para la salud.

Estiramientos

Este es un mecanismo de defensa que tiene el cuerpo para distensionar los músculos y así, permitir que la movilidad del cuerpo sea más fluida y eficaz. Con ellos se aumenta la circulación sanguínea y los músculos entran en un estado de alerta, a la vez que la salud mejora notablemente. En la mayoría de casos, los hacemos de forma voluntaria, pero mientras dormimos, los músculos se elongan naturalmente sin que hagamos un mínimo esfuerzo.

La caída al abismo

Es esa sensación que sentimos cuando nos estamos quedando dormidos. Se trata de una experiencia incómoda, en la que sentimos que estamos cayendo a un abismo a una velocidad muy rápida. Esto se debe a que el cuerpo está atravesando por un shock de tipo eléctrico, en donde los músculos se contraen de forma brusca. Esto sucede porque el cerebro está ejerciendo esfuerzos por mantener la presión arterial estable.

Dedos de viejito

Sucede cuando nuestras manos están mucho tiempo en contacto con el agua. Las yemas de los dedos se arrugan, porque el cuerpo se adapta a esa condición de humedad y lo hace para poder agarrar los objetos con mayor facilidad.

Imagen: wikipedia.org

10 mecanismos de defensa más curiosos del cuerpo humano
30 noviembre, 2016
Se habla de:                                         

Ver más Artículo al azar