Cómo el cerebro revela los secretos más íntimos

Algo de lo más inexplorado y desconocido por el ser humano, incluso en la actualidad, son todos los misterios del cerebro, el cual cuenta con habilidades, facultades y capacidades sorprendentes, muchas de ellas dormidas e inutilizadas. Pero con la mínima capacidad que usamos por lo común, es posible solucionar tareas complejas y por tal razón, se le ha comparado con un computador muy potente. El cerebro también es controlado por nuestra mente subconsciente y podría jugarnos malas pasadas, compartiendo con otros nuestros asuntos confidenciales. A continuación veremos varios casos donde el cerebro revela nuestros más íntimos secretos:

Lo más reciente:

La mala letra

Quienes saben interpretar las señales del subconsciente o del cerebro, podrían deducir claramente, que la mala caligrafía indica que el cerebro está laborando con mayor velocidad que la de las manos, de tal modo que el ritmo acelerado de pensamientos, no dan tiempo de dedicarse a graficar los caracteres más bonitos.

Ser esclavo de un hábito

Es señal inequívoca de un alto grado de pereza, puesto que gracias a esa actividad mecánica, el cerebro intenta descansar y funcionar con el menor esfuerzo. Es por esa razón que el cerebro intenta volverlo todo una costumbre, para reducir la energía que debe emplear al ser más consciente. De acuerdo con los expertos, ese exceso de pereza es perjudicial en todos los ámbitos.

Cuando se olvidan los nombres

Otra señal reveladora del mundo íntimo de una persona, es que suele olvidar los nombres de la gente, aún cuando sí reconozca la cara. Quiere decir que se trata de alguien muy visual y que por los mismos mecanismos cerebrales de ahorro de energía, en la memoria sólo se queda lo más fácil de la información capturada por los sentidos. Es más fácil recordar un rostro, que un nombre, por el esfuerzo mental.

No tolerar la crítica

Refleja inseguridad. Si alguien se siente muy ofendido con las críticas, está demostrando según estos estudios modernos del cerebro, que confirma en el fondo, aquellos defectos que a sí mismo se atribuye. Tan pronto como el cerebro perciba una evaluación negativa de su propietario, comienza a segregar la hormona cortisol, pues lo toma como una situación peligrosa y significativa.

Olvidar lo que se iba  a hacer

Según varios estudios, significa que el subconsciente está bien ocupado en otros asuntos. Cuando se intenta ocupar el cerebro en varias cosas simultáneas y no sólo en una, como sucedería en caso de estar concentrado, pueden ocurrir fallas como que una información sea reemplazada por otra temporalmente, debido al poco volumen de la memoria a corto plazo.

No encontrar objetos estando visibles

Ocurre sobre todo, cuando estamos en estados afanados. Las cosas pudieran estar al frente, pero no las percibimos por más que las buscamos y eso es un factor en el que el cerebro indica que se ve más rápido de lo que se piensa, en ese momento, por lo cual la información que captan los ojos no es interpretada por el cerebro, a causa de la tensión nerviosa.

La mirada fija en otra persona

Si alguien causa mucha atracción en un individuo, puede que la vista de éste último se mantenga enfocada y perdida en ese alguien. Pero todo apunta a que el cerebro considera que ha perdido alguno de sus detalles físicos más importantes.

Imagen: pixabay.com

Cómo el cerebro revela los secretos más íntimos
24 mayo, 2017
Se habla de:                                                 

Ver más Artículo al azar