Cosas extremas que hicieron personas adictas a videojuegos

Divertirse en la pantalla con un buen videojuego, puede llegar a convertirse en algo incluso más adictivo que una droga. Sólo basta con un buen título y animaciones, para atrapar a miles y miles de personas que pueden llegar a gastar una increíble cantidad de horas de su vida, totalmente identificados y apasionados en pasar los distintos niveles del juego.

Pero más allá de toda clase de perjuicios que trae consigo esta clase de ludopatía, algunos enfermos aficionados han traspasado los límites de la cordura y han perdido por completo los estribos, llegando a cometer actos funestos y horrendos, por su avanzado estado de zombificación. Veamos en seguida: “las cosas extremas que hicieron personas adictas a videojuegos”:

Pequeña de 9 años en clínica de rehabilitación

Una menor de tan sólo nueve años de edad, tuvo que ser remitida de urgencias a una clínica de rehabilitación para adictos, puesto que llegó a extremos que nadie jamás sospecharía. Llegó a jugar más de 12 horas al día sin parar y era tal su pasión, que ni si quiera se levantaba para ir al baño y prefería realizar sus necesidades encima de su ropa.

El juego al cual se volvió adicta era Fortnite, uno de los que más obsesionado niños en los últimos tiempos. La chiquilla se levantaba juiciosamente a primera hora de la mañana y su primer pensamiento era jugar. Así mismo, a escondidas cada noche se las arreglaba para seguir en la consola, mientras sus padres dormían. La cosa llegó a tal punto, en que cuando su padre decidió retirarle la videoconsola, su reacción fue muy agresiva y se lanzó a pegarle.

Mujer olvidó a su hija por casi un día y la pequeña  falleció

El caso sucedió en el año 2011. La mujer, de nombre, Rebecca Colleen Christie, a causa de su desmedida adicción a los videojuegos, cometió la peor negligencia de su vida, misma que le remuerde la conciencia cada instante que transcurre. Cierto día en que se tomó muy en serio pasar todos los niveles de un juego, pasó más de 15 horas sin cesar pegada al aparato televisivo.

Pero oh sorpresa cuando después de esas 15 horas se acuerda de su hija de tres años de edad y al ir a verla se lleva una sorpresa dantesca: ella yacía en el piso sin signos vitales. A pesar de que llamó a las autoridades de emergencia, ya nada se podía hacer.

Perdió la vida jugando Berserk

Este es un caso que no es reciente, pero que evidencia que desde que surgieron los videojuegos, empezaron a volverse adictos a los mismos, miles de personas en el mundo.  Este suceso aconteció en el año 1982, cuando un joven de 19 años, de nombre Peter Bukowski, después de haber marcado uno de los más sorprendentes records en Berserk, el juego que lo mantenía atrapado,  cayó fulminado al colapsar por completo su sistema nervioso central, debido al intenso estrés y agotamiento de las numerosas horas que ese día pasó frente a la pantalla.

Se intoxicó con sus propios orines

En 2007, cuando fue el furor del Nintendo Wii, perdió la vida Jennifer Strange, una mujer de 28 años de edad que participó en un polémico concurso organizado por una emisora, el cual consistía en aguantarse las ganas de ir al baño el mayor tiempo que se pudiera mientras se jugaba en línea con los demás participantes, ya que quien más soportara ganaba cuantiosos puntos.

Pero eso no es todo, además debían beber cerca de 7,5 litros de agua que debían ir consumiendo en el transcurso de la competencia entre videogamers y para ello, el equipo de la emisora dotó a los participantes de botellas plásticas de agua de 225 mililitros, para que fuesen consumidas en un lapso de 15 minutos y sin la posibilidad de ir al baño.

La mujer, madre de familia, no soportó y su organismo se auto intoxicó a causa de sus propios orines. Como consecuencia, su familia fue indemnizada con la suma de 16 millones de dólares.

Después de casi un mes de jugar sin parar, cayó fulminado

Sucedió en Rusia, a un pequeño llamado Rustam, que se aficionó tanto a la video consola, que pasó más de 22 días enteros jugando sin parar, sin si quiera considerar una sola de las necesidades básicas vitales, ha sido otro de los casos extremos de personas adictas a los juegos de video.

Muchos otros casos impresionantes han ocurrido, como el de un chico en Beijing, que debido al impacto psicológico producido por haber perdido a su personaje de Blizzard en el reconocido juego de World of Warcraft, fue poseído por una furia incontenible que lo condujo a incendiar su salón de clases.

Pero en medio de tantas calamidades a causa de esta peculiar ludopatía, hubo un caso que se podría catalogar como positivo y en el extremo contrario y fue el del joven estadounidense conocido como Bugha, que gracias a su adicción a jugar Fortnite durante horas y horas enteras, logró ganar más de 3 millones USD, por haber ganado el Mundial de este famoso juego.

Imagen: pixabay.com

Cosas extremas que hicieron personas adictas a videojuegos
22 septiembre, 2019


Ver más Artículo al azar