Cosas que uno no conoce de sí mismo

La ciencia ha venido comprobando todo el tiempo, que no nos conocemos ni si quiera en un 3%, ni en lo físico, ni en lo psicológico. Tan sólo tenemos algunas ideas sobre sí, pero una cosa es el concepto y otra es la realidad. A continuación veremos algunas cosas que uno no conoce de sí mismo:

Lo más reciente:

Probablemente no tengamos libre albedrío

Es algo que ha estado discutiéndose durante siglos. Pero todo apunta a que es muy mínimo el libre albedrío que en verdad tienen los seres humanos. Pareciera que somos libres de tomar decisiones propias, pero diversos autores y doctrinas filosófico espiritualistas afirman que esas decisiones son influenciadas por fuerzas que están más allá de la razón, en otros planos dimensionales.

El doctor Benjamín Libet, uno de los más reconocidos neurólogos, quedó asombrado al descubrir que el cerebro registra todos nuestros deseos y acciones, tiempo antes de nosotros ser conscientes de ello. Lo evidenció cuando observaba atentamente el funcionamiento cerebral de uno de sus pacientes. Le pidió que moviese la mano derecha y en el monitor observó que determinadas áreas del cerebro se activaron antes de que el sujeto se hiciera consciente de lo que iba a hacer.

Uno no puede hacerse cosquillas a sí mismo

Las cosquillas tienen mucho que ver con la psicología de una persona, de acuerdo a distintos estudios. Se sabe bien que solo las personas que padecen algún grado de esquizofrenia significativo, son las únicas que experimentarían ese sentimiento auto estimulándose con una pluma. Pero una persona en condiciones normales, no puede causarse cosquillas a sí mismo. Eso sí, jamás olvida ese tic nervioso tan especial que genera risas descontroladas y que fueron parte fundamental en la relación con nuestros padres al comienzo de la vida.

Estamos parcialmente ciegos

Los ojos de los seres humanos, aunque pueden llegar a ser muy bellos, tienen varios fallos y no perciben ni el 1% de lo real, de acuerdo con la Física Cuántica. Pero desde lo básico de la Optometría, se sabe que existe un punto ciego importante y se nota más cuando sólo se percibe por un ojo. Gracias a la acción conjunta de ambos órganos, se hacen imperceptibles tales puntos ciegos.

Nuestra genética está mezclada con virus

Es una de las noticias más impactantes de la genética. En determinado momento de la historia, nuestro ADN se mezcló con el de unos virus, puesto que éstos no tienen la capacidad autónoma de reproducción, sino que necesitan un huésped, para poder copiarse. Entonces, se incrustan en una célula espermática y en consecuencia, la descendencia celular va a portar ese ADN. Eso ha ocurrido numerosas veces en el proceso de “evolución e involución” humana  y por tal razón, casi el 10% de nuestra genética se deriva de los virus.

Un humano es tan peludo como un chimpancé

Siempre hemos pensado que somos bípedos rasurados, lampiño en comparación con el reino animal. No obstante, es una mentira que hemos sostenido todo este tiempo. Tanto hombres como mujeres son tan peludos como lo es un mico, pues por todo el cuerpo hay pelo. Lo que sucede es que esos bellos capilares son finísimos y de corta longitud. Exactamente, por cada 3 centímetros de nuestra piel, se hallan cerca de mil folículos pilosos. Bueno, ni comparación con las nutrias, que tienen un aproximado de un 600 mil pelos, por cada pulgada de piel.

El dedo pulgar mide lo mismo que la nariz

Basta con hacer el experimento. La raíz de la nariz, coincide con la raíz donde nace el dedo pulgar. Si el tabique no ha sido modificado por alguna cirugía o cualquier circunstancia, esto debe de ser así.

Los sueños que duran horas, son de 3 segundos en realidad

Se dice que cuando uno duerme, el alma se desprende del cuerpo y viaja al mundo de los sueños, o plano astral. Allí, en esa extraña dimensión donde se encuentran los muertos y los vivos, cuando éstos últimos dormitan, el tiempo es completamente diferente y mientras allí parece trascurren varias horas, aquí, en este plano de tres dimensiones, sólo han pasado 3 segundos.

El cuerpo puede producir un calor impresionante

En tan sólo 30 minutos, el organismo es capaz de generar una temperatura interna tal, que podría hervir casi 4 litros de agua.

Imagen: pixabay.com

Cosas que uno no conoce de sí mismo
8 septiembre, 2018
Se habla de:                                                                     

Ver más Artículo al azar