El bebé que no sabía que había nacido

Un caso que sorprendió al mundo entero, fue el del “bebé que no sabía que había nacido”. Una rareza que impactó a los médicos y que aún no logran asimilar del todo, factor que los ha impulsado a estudiar más acerca de este fenómeno. Veamos la historia:


Lo más reciente:

Los galenos jamás habían visto algo así

Uno de esos doctores fue Aris Tsigris, de Grecia, quien estuvo presente en todo el parto. Aris asegura que jamás se le pasó nunca por la cabeza que algo así llegase a ocurrir. Narra cómo fue aquel momento increíble en el que el bebé fue extraído por el famoso método de la cesárea, por las complicaciones que la madre presentó durante el embarazo.

De modo que al efectuarse la operación así, el bebé salió del interior de su madre envuelto en el saco amniótico, mismo que se abre cuando la mujer “rompe fuente”, como se conoce en el algor popular. En consecuencia, el bebé no se percató de que había salido del cuerpo de su progenitora y siguió comportándose como tal.

Casi siempre, en el instante de nacer, el saco amniótico se rasga sólo y únicamente en raras excepciones ocurre lo contrario. El doctor Aris no podía creer lo que veían sus ojos por primera vez en uno de sus partos. Así que su primera reacción fue tomar su aparato telefónico y comenzar a filmar esta rareza, que luego subió a Facebook y se hizo viral en la web.  Al respecto, el doctor ateniense comentó:

“El bebé no sabía que había nacido. Como la bolsa con el líquido amniótico aún permanecía intacta, el bebé permanecía con la sensación de continuar en el vientre materno y no era consciente de haber llegado al mundo ¡Me quedé sin aliento!”, agregó el galeno, quien además explicó que en ningún momento se puso en peligro la vida del niño, ya que él seguía extrayendo alimento de la placenta, igual que en la gestación.

Tan pronto como rasgaron aquel saco amniótico, comenzó a respirar y afrontó aquel terrible shock de percatarse de su llegada a este mundo y por supuesto, el llanto no se hizo esperar.

Este impactante evento de ver semejante escena en directo, de ver que incluso estando ya fuera del vientre materno, el pequeño sigue creyendo estar dentro y causó toda una serie de sensaciones en todos los espectadores de esa noticia a nivel mundial, en marzo de 2016, en un centro hospitalario en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos.

Se apreciaba cómo el pequeñín intentaba romper el saco, como colaborando en el parto, hecho que conmocionó mucho más a los presentes. Pero antes de todo, cuando la mujer ingresó al hospital con los correspondientes síntomas, los médicos no auguraban muchas posibilidades para que el bebé naciera vivo, debido a que aún era muy prematuro.

La cesárea fue la única alternativa, por ser prematuro

No había otro camino por optar, más que arriesgarse a la complicada cesárea. Como premio a sus mejores esfuerzos, presenciaron una escena fenomenal en la historia de los partos de esta forma occidental moderna. Tan pronto vieron que el bebé movía los pies con normalidad, así como las manos y el cuerpo en sí, demostrando perfecta respiración, sintieron mucha tranquilidad.

Pero oh sorpresa, cuando empieza todo el espectáculo al notar que el niño pensaba todavía estar en el vientre y se comportaba como tal.

Fue un momento feliz que quedó en la memoria de millones de personas, que finalmente vieron el video que compartió el doctor Aris Tsigris. En el mismo se observa la felicidad de los padres y del equipo médico, sobre todo posando al lado del pequeño aún dentro del saco amniótico, inmortalizando el hecho para la historia.

Aquel evento ha quedado archivado en las memorias más valiosas de la ciencia. Realmente no era un niño, sino que nació una linda y hermosa bebé, que cuando crezca, se enterará y verá con sus propios ojos aquel instante de su extraordinario nacimiento, que incluso hoy, sigue impactando a todos quienes se enteran. Algo que en verdad pudiera considerarse como un nacimiento especial.

A pesar de las condiciones adversas y extrañas, la niña no sufrió ninguna contrariedad de salud, sino al contrario, tuvo un feliz crecimiento y desarrollo.

Imagen: pixabay.com

El bebé que no sabía que había nacido
22 diciembre, 2018

Ver más Artículo al azar