El hombre que le gusta correr ardiendo en llamas

Algunas personas están dispuestas a lo que sea, con tal de obtener un Guinness Récord y que su nombre quede registrado en la historia, por algo increíble. Pues esta es la historia de un sujeto que osa a envolverse en llamas como una verdadera antorcha humana y disfruta haciéndolo.

Lo más reciente:

Quería dejar una marca en la historia del mundo


Su nombre es Denni Düsterhöft, procedente de Alemania. Se aferró tanto en batir todos los records de gente ardiendo en llamas, que un día alcanzó a recorrer más de 120 mts, con el cuerpo totalmente prendido en fuego. Aquella oportunidad, ganó el Premio Guinness.

Denni logró cumplir sus sueños de fama a sus 35 años de edad. Justo acababa de culminar sus estudios universitarios en la ciudad de Hamburgo. Entonces, lleno de ánimo y valentía, se puso un traje especial, mismo que empapó en gasolina y luego, se echó a andar. Obtuvo superar en 40 mts, al récord que para entonces era el más alto.

Una verdadera antorcha humana

Cabe anotar que el traje que portaba, aunque ignífugo, no contaba con oxígeno en su interior, lo cual hace más admirable la hazaña de este personaje, que no sólo pudo soportar el terrible calor a grados elevadísimos de temperatura, sino que también demostró tener muy educada su respiración, al no tener más que el aire que llevaba en sus pulmones, tan pronto como inició la aventura.

Para la prueba estuvieron presentes bomberos y personal de rescate, listos para cualquier emergencia. El experimento es demasiado riesgoso, a pesar de contar con un equipo de paramédicos, pero siempre en sus exposiciones, Denni sale triunfante y aplaudido por los espectadores. En varias entrevistas, manifiesta que para él es todo un placer esa adrenalina que vivencia metido en ese traje como si fuese una antorcha. Todo un espectáculo.

Imagen:

El hombre que le gusta correr ardiendo en llamas
14 julio, 2016
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar