El hombre que mató a su bebé porque lloraba mucho

El llanto de un bebé puede llegar a ser desesperante para muchas personas, especialmente si se prolonga demasiado tiempo y peor aún, si interrumpe su descanso. Como su voz es tan aguda y de elevado tono, resulta desagradable para los oídos. Pero un hombre resultó matando a su propio bebé, porque lloraba demasiado. Ésta es su historia:

Lo más reciente:

Lo mató del desespero y amenazó a su esposa


En diciembre de 2015, fue hallado un bebé recién nacido, enterrado en un bosque del condado de Dutchess, Estados Unidos. Días más tarde, su padre, identificado como José Feliciano, un sujeto de 51 años de edad, fue arrestado por ser el principal sospechoso de la muerte de su hijo.

La escena se presentó en un departamento ubicado en  Morris Park, Nueva York. El crimen sucedió el 10 de diciembre, cuando cerca de las 7 de la noche, el bebé recién nacido de la pareja, a quien llamaron Mason Whyte, comenzó a llorar exageradamente. Danielle Whyte, la esposa de Feliciano, se encontraba algo exhausta y le pidió a su marido que fuera a la habitación del niño para que lo calmara y durmiera.

Aquel hombre siguiendo las instrucciones de la mujer, intentó arrullar al pequeño, pero éste no dejaba de llorar. En consecuencia, el hombre se desesperó bastante, al punto en que perdió el control de sí mismo, cogió una almohada e intentó tapar la boca del bebé, pero como lloraba aún más, enloqueció y lo ahorcó salvajemente.

Como la madre escuchaba todo lo que estaba aconteciendo, corrió rápidamente hacia esa habitación y presenció el peor cuadro de horror de su existencia: su esposo tenía en manos el cadáver de su pequeño hijo, fruto de su amor. Pero el hombre seguía enceguecido por la furia y el desespero, así que no le importó la intensa tristeza de Danielle y la amenazó violentamente, de que si llegara a informar a la policía, también la mataría.

Lo enterraron en un bosque

En las cámaras de seguridad quedó registrado el momento en que José Feliciano se dirige hacia su automóvil, con una extraña bolsa donde cargaba el cadáver y la guardó en la cajuela. Luego salió su esposa y se fueron juntos. En seguida partieron hacia Putnam, una zona al norte de la ciudad de Nueva York. Allí se hospedaron en un hotel y salieron a caminar por un bosque cercano, donde cavaron la tumba de su hijo.

Uno de los testigos de las intenciones macabras y el comportamiento violento del homicida, fue el administrador del edificio donde residía Feliciano. Su nombre es Fito Zúñiga y dijo a las autoridades que siempre que le preguntaba por la salud de su esposa y de su hijo, el hombre le respondía: «es un tormento, se la pasa llorando, nunca puedo dormir. El hombre es una basura. No traigas un niño al mundo si no lo vas a cuidar», decía.

La madre se intentó suicidar y confesó todo

Pero todo se supo y el caso fue resuelto, gracias a que la madre del menor asesinado denunció a su esposo homicida, contando los detalles. Previamente, Danielle se intentó suicidar tomándose varios medicamentos, pero lograron salvarle la vida en el Hospital de New York, donde resultó confesando el crimen a los médicos, mismos que dieron aviso a la policía, que al poco tiempo capturó a Feliciano.

El sujeto fue condenado a 11 años de prisión, por el delito de «asesinato en segundo grado».

Imagen: pixabay.com

El hombre que mató a su bebé porque lloraba mucho
23 diciembre, 2016
Se habla de:                                                         

Ver más Artículo al azar