El loro que podría ser llamado como testigo en un juicio

En el año 2016, en Estados Unidos, un juez tuvo que decidir si un loro podría atestiguar, en un caso de asesinato, pues  al parecer, el ave se grabó y repetía a cada rato “las últimas palabras” de la víctima.

Al parecer todo incrimina a la esposa del hombre asesinado


Los hechos acontecieron en Michigan, donde vivían Martin Duram junto con su compañera sentimental, Glennam. El 15 de mayo del año 2015, las autoridades policiales hallaron a la pareja tirados en el piso, a causa de heridas de bala. Martin había perdido la vida por 5 impactos en su cuerpo y Glennam, con un balazo en la cabeza, logró sobrevivir.

Pero la mujer se convirtió en la principal sospechosa, debido a diversas pistas halladas en su domicilio, como cartas suicidas, además de un arma de fuego y que los padres del occiso la señalan de ser la culpable del crimen, por lo que el loro repite continuamente: “¡no dispares!”, sumado a una palabra grosera. Pero Glennam asegura que no recuerda nada, como consecuencia de la significativa herida que sufrió por recibir un disparo en la cabeza. Lo raro del asunto es que no se encontró el arma con la que se efectuó el homicidio. 

El loro se volvió viral en las redes sociales

Por su parte, el fiscal encargado del caso, Robert Springstead, supedita el hecho de utilizar un animal como principal testigo, pero el juez no eliminó por completo la posibilidad, ya que en cierta manera lo permite el “nuevo sistema penal acusatorio” y consideró que a lo mejor, pudiese servir en algún momento en futuras etapas de la investigación.

El hombre que sólo reconoce a su esposa si está vestida de rojo El extraño caso de “el hombre que solo reconoce a su esposa si está vestida de rojo”, le ha dado la ...
El hombre que se arrancó los ojos El fanatismo religioso ha conllevado al ser humano durante siglos, a la barbarie, el asesinato y crí...
El niño que fue abandonado porque sus padres pensaban que era un brujo La superstición es uno  de los rasgos más característicos de buena parte de la humanidad. Han existi...

El video del loro, cuyo nombre era Bud, repitiendo la frase incriminatoria, fue subido a Youtube y se convirtió en viral. Uno de los detalles que más asombra de lo que dice el ave, es que utiliza dos tonalidades de la voz, una imitando a un hombre que sería en este caso, la del occiso y una de mujer, que se cree es su esposa. Pareciera que se tratara de leves fragmentos de la última pelea conyugal que tuvieron y donde se especula, Glennam disparó contra su marido y luego contra ella misma.

Otros familiares del occiso también acusan a la mujer pero el loro no fue validado

La justicia norteamericana continuó sus investigaciones para esclacer los hechos y aunque el fiscal haya pretendido minimizar la prueba del loro, mismo que era de una especie africana exótica y que para entonces tenía 19 años de edad, dicho posible material probatorio empeoró la situación judicial de la mujer. Martin, quien murió a los 45 años,  antes había tenido un matrimonio con Christina Keller, quien también apareció acusando a Glennam del asesinato, porque según ella, es muy fácil identificar sus voces.

En un filme de Cantinflas, sucedió algo muy similar, donde en un juicio en el que se estaba condenando a un inocente, apareció el perico que era propiedad de la víctima, repitiendo la última frase emitida por su dueño: “no me mates” más el nombre del verdadero asesino.

Imagen: flickr.com

El loro que podría ser llamado como testigo en un juicio
8 julio, 2016