El novio que murió en plena boda

Existen millones de formas para morir y tal parece, que la muerte suele sorprender a las personas, en el momento menos pensado. Así le sucedió al protagonista de la historia que traemos en seguida, que en plena fiesta de su boda, perdió la vida por un mínimo detalle. Éstos fueron los hechos:

Lo más reciente:

La copa del brindis lo mató


Fabio Dos Santos Maciel, un oficial de la Marina de Brasil, vivía uno de los momentos más felices de su vida; en noviembre de 2012, cuando se realizaba la fiesta de las nupcias,  sufrió un pequeño accidente que le terminó cobrando la existencia, en frente de su familia y de su novia, que quedó desconsolada ante los acontecimientos que nadie se esperaba.

El matrimonio sólo duró 6 horas. Luego de la ceremonia oficial, pasaron a la celebración del evento, junto con todos sus amigos y familiares. Al principio, se efectuó el brindis entre la pareja y fue tan emotivo para el sargento de 33 años de edad, que guardó la copa en el pantalón, para después conservarla como un preciado recuerdo.

Pero al final, ya cuando casi todo el mundo se había marchado y con unos cuantos tragos en la cabeza, Dos Santos tropezó y al caer, la copa se rompió hiriéndolo en la pierna. Un vidrio diminuto alcanzó a incrustarse en la vena femoral y una terrible hemorragia no le dio tiempo ni de llegar al hospital con vida. Se desangró en unos cuantos minutos al frente de su esposa, Geise Guimaraes.

Hasta que la muerte los separe

Cuando el personal de emergencias lo trasladó al “Hospital Paulino Werneck”, al norte de Río de Janeiro, el sargento llegó sin signos vitales y fue oficial su deceso. Aquellos amigos que lo acompañaron al altar, al siguiente día lo acompañaron a la tumba para darle el último adiós. El hombre era oriundo de Manaus, al norte del estado de Amazonas, y allí fueron trasladados los restos del oficial de la Marina, para su correspondiente sepultura.

Un caso similar sucedió en diciembre de 1997, en Carazo, Nicaragua. Dos jóvenes, Celeste Baltodano y Jorge Mendoza, se casaban en una capilla. Poco después de que el sacerdote les diera la bendición y les dijera “hasta que la muerte los separe”, alcanzaron a darse el beso que sellaba su compromiso, pero también su último adiós, porque Jorge sufrió un infarto y cayó desplomado en el altar.

Imagen: wikipedia.org

El novio que murió en plena boda
8 agosto, 2016
Se habla de:                                     

Ver más Artículo al azar