¿El Titanic nunca se hundió y todo fue una conspiración?

Cada 14 de abril, se celebra el aniversario del terrible siniestro que dejó como saldo 1512 víctimas mortales, congeladas por las embravecidas aguas del océano Atlántico norte. Se trata del transatlántico Titanic. Han surgido una serie de teorías de conspiración, que señalan que la historia real no es la que comúnmente se conoce.

El oscuro secreto del «insumergible»


Le llamaban el “insumergible”, pero resultó naufragando en aquellas gélidas aguas. La versión oficial de la tragedia es concisa: la gran embarcación chocó contra un gigantesco iceberg, sobre las 11:40  pm, del 14 de abril del año 1912, lo cual produjo una rasgadura de casi 100 metros, quebrando de ese modo a 16 compartimientos principales, conllevando al hundimiento junto con miles de personas que perdieron la vida. Los pocos sobrevivientes fueron auxiliados por Carpanthia, un buque que captó la señal de emergencia y los llevó a la ciudad de Nueva York.

Esta es la historia que se ha repetido en diversas películas, seriados de televisión, entre otras producciones, pero los estudiosos de las conspiraciones mundiales y, en especial los analistas del accidente del Titanic, creen que algo muy oscuro se esconde en dicho relato oficial. Todo el mundo estaba en gran expectativa porque según los medios, se trataba del primer viaje en el barco que “jamás nada ni nadie podría hundir”. Se dirigía rumbo a Nueva York.

Es poco conocido que aparte del Titanic, había otras embarcaciones de ese mismo corte y realizados por White Star Line. Una de ellas era el mismísimo barco gemelo del “insumergible”, llamado “el “Olympic”, el cual sufrió aparatosos accidentes que costaron sumas cuantiosas de dinero. Jhon Smith, capitán del Titanic, lo fue primero del Olympic y lo estrelló varias veces y en uno delos incidentes más graves, la aseguradora no pagó los costos por haber considerado culpable a Smith y su tripulación como los causales.

Muy asociado a la compañía White Star Line, se hallaba el magnate banquero J.P. Morgan y algunos investigadores creen que ellos pusieron en marcha un terrible plan que cobraría la vida de muchas personas, pero que recuperaría las pérdidas millonarias que había dejado el Olympic. En ese momento se había construido el Titanic y como eran gemelos, al parecer aprovecharon ese detalle para intercambiarlos y hundir el Olympic, para de ese modo recibir la jugosa póliza del seguro del Titanic.

J.P. Morgan y los planes del Nuevo Orden Mundial

Extrañamente, J.P. Morgan estaba dentro de la lista de los viajeros del Titanic. Pero en los minutos antes de abordar, canceló su viaje, igual que otros magnates de ese entonces. No obstante, muchos otros multimillonarios prosiguieron su destino en la nave. Lo curioso es que estos últimos, se oponían grandemente a la creación de lo que hoy se denomina “la Reserva Federal”, que Morgan luchaba por implantar junto con otros personajes de la élite mundial. Por eso se cree que aparte de obtener la elevada cantidad del seguro, también podrían librarse de los oponentes a los planes globales del Nuevo Orden Mundial.

Uno de los argumentos que probaría que el Titanic fue cambiado por Olympic, es que cuando este último se estrelló contra la embarcación inglesa Hawke, varias calderas se dañaron y dejaron de funcionar y por tal razón cuando el Titanic finalmente zarpó, una de las chimeneas parecía estar apagada.

Otro factor que se suma a las pruebas de la teoría de conspiración, es que mucho antes de estrellarse contra el Icerberg, éste se veía a muy larga distancia y la embarcación tenía toda la capacidad de esquivarlo. Y aunque fuera imposible de evitar el choque, si se hubiese estrellado de frente, no se habría hundido.

Sumado a los sucesos extraños que envolvieron el siniestro, las señales de socorro se lanzaron casi 40 mins luego del accidente, como si no les importara salvar todas las vidas a bordo. Muchos más argumentos se añaden a esta versión de la historia, reflejando que unos cuantos fueron los favorecidos por la tragedia, como la compañía White Star Line y los intereses que promovieron la Primera Guerra Mundial, con la implantación de la Reserva Federal.

Imagen: taringa.net

¿El Titanic nunca se hundió y todo fue una conspiración?
15 junio, 2016
Se habla de:                                     

Ver más Artículo al azar