Estuvo clínicamente muerto y despertó con poderes y conocimientos

Mucho se ha hablado acerca de esa transición entre la vida y la muerte, la vigilia y el sueño, donde según los distintos testimonios, se encuentran los vivos con los muertos y hay una gran variedad de espíritus y seres espirituales de diferentes jerarquías, como los ángeles. Se habla de que en la frontera de este mundo con el más allá, estos seres de la luz nos esperarían ahí para conducirnos al otro lado del silencio. Un famoso científico europeo confirmó que era cierto; estuvo clínicamente muerto y despertó con poderes y conocimientos. Veamos:

Lo más reciente:

El famoso túnel hacia el más allá

Esto es algo que Dimitre S. Assenov, un reconocido ingeniero nuclear y geólogo de origen búlgaro, dice haber experimentado directamente y desde entonces, su vida se transformó por completo. Fue en el año 1967, cuando Assenov estuvo a punto de morir, por culpa de una grave afección pulmonar. Cuenta que, en un instante de no poder respirar, pudo salir de su cuerpo físico.

Su salud estaba muy deteriorada y eso que tan solo tenía 17 años de edad. No escuchaba nada por un oído y padecía síntomas complejos y extraños, por lo que no se sabía con exactitud cuál era su patología. Pero ese día, la respiración era casi nula y faltó poco para que perdiera la vida. Cuando se desprendió del cuerpo, dice que podía escuchar y ver al médico decirle a su padre que debía tener fuerza, porque lo más probable era que su hijo muriera esa misma noche.

Sentía que todo su cuerpo flotaba en el ambiente circundante. Luego de la conversación del galeno con su padre, escuchó que le dijo a la enfermera que le preparara una inyección de atropina, para que no fuera tan agonizante la muerte. Al mimo tiempo podía ver su cuerpo yaciendo en la cama del hospital. Llegó a un punto donde veía llorar a su amigo y a su padre, mientras la enfermera y el médico observaban el cuerpo, pero ya no los podía escuchar. Sólo se sentía una enorme paz y silencio.

Todo se fue transformando gradualmente. De pronto, surge un vórtice de luz, formando un túnel, por el que se sintió motivado a recorrer a través de sus anillos luminosos. Fue notando que a medida en que avanzaba, se dirigía hacia un sitio oscuro, pero al acelerar su vuelo, divisó el punto de salida del túnel y al mismo tiempo, iban surgiendo en su Consciencia las vívidas escenas de su existencia, desde el último minuto en el hospital, hasta el momento de nacer.

Cuando estaba por traspasar el túnel, se le apareció un extraño ser, vestido de blanco con una túnica resplandeciente y un rostro muy extraño.

“Estuvimos hablando durante mucho rato y, al final, me dijo que no podía quedarme más tiempo allí, que tenía una misión que cumplir y que debía volver. En aquel momento no me dijo en qué consistía la misión, pero me comunicó que me lo harían saber llegado el momento, con todo lujo de detalles. Entonces sabría todo lo que necesitaría saber. Fue desapareciendo lentamente en la luz brillante. Traté de preguntarle, pero él me interrumpió diciéndome que sabría todas las respuestas llegado el momento”, relata Assenov.

Este hombre también cuenta, cómo pudo apreciar una dimensión totalmente distinta, por una ventana que apareció en un haz de luz en aquel túnel. Un mundo con otras características difíciles de describir, según Assenov. Pero de repente, sintió que algo lo succionaba y fue atraído con fuerza hacia el vórtice del túnel. Fue ahí que apareció dentro de su cuerpo físico nuevamente. El personal médico no lo podía creer. Su familia creyó que era un milagro.

Efectos secundarios con poderes psíquicos

Duró unos cuantos días en observación y mostraba una recuperación acelerada. Pero no sólo eso, sino que tenía síntomas de tener algunas facultades psíquicas despiertas, como por ejemplo ver con su clarividencia a la gente, más allá de su ropa y si quería, de su cuerpo, hasta verle los órganos y tejidos. Igualmente, podía desdoblarse conscientemente a voluntad, invocar aquella ventana y asomarse para ver lo que se le antojara. Los sueños se le convirtieron en una especie de internet de conocimiento y podía prever el futuro.

Todas estas facultades y más, le quedaron desarrolladas como por arte de magia, luego de esa experiencia cercana a la muerte. En uno de sus viajes de conocimiento, se encontró con el mismo ser de vestidura blanca y resplandeciente con quien habló en el túnel en el más allá, en aquella ocasión meses atrás. Esta vez, le relató los orígenes de la humanidad.

Ese misterioso espíritu angelical lleno de sabiduría, detalla Asimov, le contó que la Tierra es un planeta donde el Universo experimenta con el fin de sacar seres superiores, de los mismos humanos. Le contó acerca de otras razas humanas que ya han habitado aquí, pero fueron extinguidas en remotos pasados. Le profetizó además, que pronto vendría un cambio gravísimo a nivel social y planetario, debido a movimientos astronómicos de gran relevancia.

Verdad o no, son muchos y sorprendentes los testimonios de experiencias cercanas a la muerte. Todas coinciden con ver seres espirituales, energía y un túnel que une este mundo con el otro.

Imagen: pixabay.com

Estuvo clínicamente muerto y despertó con poderes y conocimientos
17 septiembre, 2018
Se habla de:                                                     

Ver más Artículo al azar