Formas de infidelidad no físicas pero que también son un engaño

Dentro del terreno del amor, uno de los conflictos más frecuentes y dolorosos es la infidelidad, considerada como una de las peores traiciones a un ser humano, pues cuando se establece el compromiso de pareja, es algo así como un contrato con una cláusula de exclusividad, a no ser que se trate de una relación abierta. Cuando se descubre el adulterio, la confianza queda totalmente defraudada y pocas parejas pueden superar dicha situación tan compleja. El problema es que no sólo existe la infidelidad física como tal, sino que también hay determinadas maneras sutiles de engaño, que a final de cuentas se tornan en un gran peligro para la relación. En seguida veremos: “tipos de infidelidad no física”:

Lo más reciente:

Infidelidad indirecta

La revista especializada “Personality and Individual Differences”, publicó un estudio de unos científicos noruegos, en el que se explica que una infidelidad de tipo físico y sensual es tan dolorosa como cualquiera de los otros tipos de infidelidad no erótica. Según esta tesis, esto se debe principalmente a que se traiciona esa confianza tan especial del corazón. Estos problemas van en aumento con el avance tecnológico, ya que gracias a las redes sociales cada vez es más fácil entablar contactos para cualquier clase de relación, incluso dedicados para aquellos casados o comprometidos que quieren lanzar una canita al aire por la web. Las tentaciones son cada vez mayores y se ha demostrado la tendencia humana hacia la debilidad de sus placeres, razón por la cual los especialistas estiman que la infidelidad en todas sus facetas aumentan día a día y atrapa tanto a hombres como a mujeres.

Infidelidad afectiva

Muchos expertos en Psicología piensan que la infidelidad no siempre tiene que ver con la cópula, sino que puede manifestarse de distintos modos, pero en esencia, se trata de sentirse atraído hacia otra persona que no es la pareja. La infidelidad romántica es experimentar una serie de emociones de tinte lujurioso pasional, aunque jamás se llegue ni si quiera a un beso. Por lo general, esto sucede cuando se comparte mucho tiempo con alguien del sexo opuesto.

Secretos y mentiras

Mentir para encontrarse o dialogar con otra persona, equivale psicológicamente a una infidelidad, desde la perspectiva de que lo más seguro es que se está experimentando sensaciones afectivas e instintivas agradables y de la lógica de que “quien nada debe, nada teme”. Es el punto crítico de las redes sociales y por este motivo, ahora muchas parejas marcan un parámetro muy importante para preservar su relación: no violar la privacidad de sus redes, ni espiar sus teléfonos o computadoras personales.

Mensajearse “con otro sentido”

Mantener mensajes frecuentes con alguien del sexo opuesto, compartiendo fotografías, halagos, frases coquetas, indirectas y también seducción directa, así no se llegue a la intimidad física, prácticamente en la conciencia se es infiel en un alto grado.

Hablar mal de la pareja

Hacer comentarios negativos de la persona con quien se está comprometido, es considerado por los expertos, como un acto de infidelidad y deslealtad, especialmente cuando se hace con ese alguien que a uno le gusta. La lógica indica que lo correcto es que, si en verdad se ama a la pareja, en toda oportunidad se hablará muy bien de ella, o de lo contrario, sería una clase de traición.

Salidas comprometedoras

Ir al cine, a bailar, a beber licor, a un día camping, al parque de diversiones, a comer helado, entre otras actividades en compañía de esa persona que nos tienta nivel emocional y erótica, indiscutiblemente se trata de un acto de infidelidad que se está alimentando a pasos gigantes, desde el punto de vista de la Psicología.

Relación laboral intensa

Dentro del ámbito del trabajo, es común ver a compañeros ligarse afectivamente porque se atraen, a pesar de estar involucrados en una relación monógama y buscan a toda costa, quedar en los grupos de labores y en concreto, excusas para pasar tiempo juntos, aunque ambos saben que no puede pasar más de ese compartir de las horas y sus presencias. Al igual que los demás tipos de infidelidad, tanto la víctima como el victimario sufren lo indecible, puesto que el dolor es el resultado ineludible de haber roto la confianza, la sinceridad y la honestidad. Aunque no llegase a ser descubierto, el estado de miedo y de frustración por estar enamorado de dos personas a la vez prevalece todo el tiempo, en caso de tratarse de un adulterio emocional.

Imagen: wikipedia.org

Formas de infidelidad no físicas pero que también son un engaño
24 mayo, 2018

Ver más Artículo al azar