Groupies, el sexo gratuito de los famosos


Dentro del mundo de los fans de los artistas más afamados del mundo, se hallan las groupies, un grupo de fanáticas que están dispuestas a dejarse hacer lo que sea, de sus ídolos que tanto adoran. No sólo se conforman con autógrafos o quizá alguna fotografía, sino que su objetivo número uno es irse  a la cama con el famoso.

Comenzaron ofreciendo su cuerpo a los rockeros


Esta tendencia surgió en los años 70’s, cuando la meta máxima de una groupie era terminar en el lecho de algún hotel, en compañía de su artista favorito. Pero la cosa ha cambiado al pasar de las décadas, especialmente por las redes sociales y las facilidades de comunicación que permite internet. Ahora, para una fan de esta índole, que el famoso le responda en Twitter o en Facebook, le representa tanto como una relación sexual con su estrella del espectáculo.

Tal parece que lo virtual ha desplazado en gran medida a lo físico. Los besos de las groupies parecen ahora haberse reemplazado por retweets y las cartas románticas y encuentros clandestinos, por selfies. En la actualidad, los fans más entregados, prefieren una fotografía al lado del famoso, que una noche de placer platónico. Aunque sigue prevaleciendo el factor sexual y no solo en chicas como en un comienzo, sino también en hombres con tal o cual inclinación.

Siempre se ha realizado una clara diferenciación entre groupismo y los fans, estos últimos de un carácter mucho más neutro, pues ser groupie indica un elemento sexual de por medio. En un comienzo, todo se desencadenó con la moda del Rock ´n Roll, pero ahora en todos los diversos géneros musicales, especialmente el pop y el hip hop.

Se les reconoce principalmente, porque son aquellas chicas que se desvisten en los conciertos y lanzan sus sostenes al escenario. Siemrpe están cerca del camerino, intentando meterse para lograr si quiera un beso, una salutación o preferiblemente, entregar su cuerpo sin pensarlo dos veces, para que el artista haga lo que le apetezca.

Mujeres que les dan de todo a los artistas

Una de las bandas que más gozó con el furor de las groupies, fue Led Zeppelin. Su cantante Robert Plant y el guitarrista Jimmy Page, así como el resto de la agrupación, contaban con un gran número de estas chicas. Pero las clasificaban en dos grupos: las que sólo tenían para mantener sexo y las que siempre los acompañaban en todo viaje, regalándoles drogas, ropa y otra serie de detalles. Los Red Hot Chili Peppers, no se quedan atrás, así como las diversas bandas rockeras.

Inclusive, se han realizado filmes con esta temática, como la película “Groupies por excelencia”, de Cameron Crowe, quien en su juventud fue reportero de la famosa revista “Rolling Stone”. En el filme se muestra la vida de una groupie de la época y cómo eran maltratadas, humilladas y utilizadas por los rockeros, como también se evidencia en el documental intitulado “Cocksucker blues”, sobre los Rolling Stones y también en la mayoría de biografías de artistas de este género.

Todo inició cuando Elvis Presley y otras estrellas de Rock’n roll, en los escenarios realizaban movimientos sensuales que enloquecían al público femenino, al punto de convertirse en auténticos símbolos sexuales. Ni qué decir de los Beatles, quienes más groupies tenían.

Pero con el auge de las redes sociales y de los diversos géneros musicales, así como la expansión de la ideología de género, esta modalidad de fans extremos, ha sufrido varias modificaciones, pero se conserva su esencia coital y por supuesto, gratuito para los famosos.

Imagen: wikipedia.org

Groupies, el sexo gratuito de los famosos
23 agosto, 2016
Se habla de:                                         

Ver más Artículo al azar