Hábitos desagradables que son bueno para la salud

Cuando alguien se siente no observado y en total intimidad, se ha demostrado que una gran mayoría realiza una serie de cosas que pudieran catalogarse como grotescas, sucias y de mal gusto. Pero algo que sorprende, es que algunas de estas acciones un tanto asquerosas, pueden ayudar a gozar de una salud plena. A continuación: “los hábitos desagradables que resultan buenos para la salud”:

Lo más reciente:

Escupir

No es para nada agradable ver a otra persona haciéndolo. Pero estudios recientes, han verificado que en momentos en que el cuerpo se halla agitado por estar practicando algún deporte, escupir contribuye a obtener una respiración más favorable y eficaz. Por ejemplo, en una competencia lo normal es respirar por la boca, lo cual es una causa de que ésta se salive, viéndose afectada la manera de respirar.

Soltar flatulencias

Cuando una persona duerme, lo hace sin darse cuenta, cerca de 3 a 6 veces en la noche. En estado de vigilia más o menos son 13, también sin ser consciente de ello. Lo que sucede es que después de comer, el tracto digestivo funciona con la producción de metano y una buena cantidad de dióxido de carbono y contenerlos continuamente, produce desde dolores abdominales, hasta problemas intestinales bastante serios. Lo mejor es buscar el espacio adecuado para liberarlas, cuando se sienta la necesidad.

No bañarse a diario

Ya no cabe duda de que tomar una ducha todos los días, puede que sea algo muy higiénico, pero no tan saludable. Esto se debe a que el efecto del jabón y el champú sobre la piel, los siete días de la semana, tiene como resultado la pérdida de unos aceites naturales del cuerpo, mismos que lo dotan de una buena hidratación y preservación.

Morderse las uñas

Cuando alguien tiene el hábito de comerse las uñas, sucede que un montón de bacterias se llevan a la boca, pero aparte de los problemas orales que se pudiesen generar, hay una buena noticia: debido a que el sistema inmunológico se activa de inmediato ante la presencia de esas bacterias, el cuerpo genera glóbulos blancos como anticuerpos y se va programando un banco de datos de bacterias numeroso, que luego al entrar por segunda vez, todo el organismo ya sabe cómo controlarlas y se gozará de fortaleza.

Eructar

Definitivamente, es algo que produce asco en la mayoría de la gente;  sin embargo, los reyes de antaño, después de grandes banquetes y de platillos exuberantes, eructaban fuertemente en señal de que les pareció formidable la comida. La ciencia afirma que los eructos son beneficiosos en el momento de terminar de consumir los alimentos, pues consideran que se libera una buena cantidad de aire sobrante en el cuerpo. Han advertido que, si uno se los aguanta, las consecuencias serían muy molestas, como por ejemplo un terrible dolor en el pecho a causa de un fuerte encontrón de los ácidos gástricos contra el esófago.

Masticar chicle

Si se hace de manera prudente, no es tan desagradable, aunque, al contrario, genera en los demás algo de repulsión. Nunca se habla algo bueno de esto, pero la verdad es que se ha descubierto que reduce los niveles de estrés; ayuda a elegir mejor una decisión importante; mejora la memoria a corto y largo plazo y contribuye a la regulación de las hormonas. Cabe señalar que sí tiene bastantes contraindicaciones, como llenar el estomago de aire, entre otras.

Orinar en la ducha

Se han llevado a cabo varias encuestas e investigaciones de cuántas personas en el mundo acostumbran a orinar cuando toman una ducha. Las cifras son sorprendentes: casi el 80% de la población lo ha hecho alguna vez en la existencia. Pero la medicina recientemente, ha dicho que resulta muy benéfico, porque el amoniaco contenido en los orines, junto con el ácido úrico, forman unos compuestos especiales que permite defenderse naturalmente de infecciones y hongos en los dedos de los pies.

Hurgarse la nariz y comer mocos

Éste es de los actos más asquerosos para casi todos. Ver a alguien comiendo sus propios mocos, puede ser muy nauseabundo. Sin embargo, aquellos que tienen esta maña, ayudan de cierta manera al organismo, ya que los mocos que se ingieren ocasionan una producción significativa de glóbulos blancos y se fortalece el sistema inmune, además de que contienen unas mucinas salivales que son especiales para eliminar determinados entes bacterianos que originan cavidades.

Imagen: pixabay.com

Hábitos desagradables que son bueno para la salud
20 junio, 2018


Ver más Artículo al azar