La historia detrás de la madre Teresa de Calcuta

Quien no vive para servir, no sirve para vivir”. El servicio desinteresado hacia los demás es el mensaje más marcado de la madre Teresa de Calcuta, una monja católica que figuró bastante en los medios masivos de información, especialmente en las décadas de los 80’s y 90’s, al punto de ser galardonada con el Premio Nobel de la Paz y se le denominó: “La santa de las alcantarillas”, por su cercanía con quienes cayeron en la miseria.

Lo más reciente:

Se le atribuyen varias obras sociales, como la creación de hospitales, orfanatos, ancianatos y lugares de albergue para habitantes callejeros, entre otras. Pero han surgido numerosos críticos, que afirman tener las pruebas de que Teresa de Calcuta no es el personaje que tanto promueven los medios masivos de información, sino que la realidad es contraria a la que se cuenta.

En 2016 fue canonizada por el Papa Francisco, pues no mucho después de fallecer, el Vaticano expuso algunos presuntos milagros que habría realizado su alma. A continuación, todo sobre “la historia detrás de Teresa de Calcuta”:

Promotora del catolicismo en la India

El verdadero nombre de la religiosa, no es Teresa, sino Agnes Gonxha Bojaxhiu. Siempre fue resaltada en los noticieros y prensa de todo el mundo, posicionándose como una heroína que luchó por hacer ver la pobreza como el camino hacia la santidad y estar al lado de los pobres, acompañándolos en sus dolores, sufrimientos, angustias, pesares y agonías.

Desde los 18 años ingresó al claustro femenino en esas tierras de la India, donde siempre había imperado la religión hinduista, budista, shivaista y en general, yóguica. Pero por esa época gobernaba el imperio Otomano y su misión asignada por el Vaticano, era difundir el catolicismo en esa región de oriente.

La hermana María Teresa, como eligió llamarse, relata que el día 10 de septiembre de 1946, Jesús se le apareció en una revelación, y le solicitó que fundara una institución de religiosas que se llamase “Las Misioneras de la Caridad” y desde ese momento, año 1950, su vida nunca fue igual. La primera obra de dicha orden monástica femenina católica, fue la instauración de un hogar para moribundos en la ciudad de Calcuta. Al poco tiempo, se crearon varios centros sanitarios por toda la nación.

Una figura pública mundial

Entonces atrajo la atención de los medios de comunicación mundiales, posicionándose como una figura internacional de alto respeto, por lo que luego se le veía comúnmente en la Casa Blanca, el Vaticano y con dirigentes políticos de todo el globo. Gracias a las donaciones de gobiernos, compañías privadas y el mismo Vaticano, se expandieron los centros de misiones especialmente en países latinos, africanos y comunistas. Recibió muchos títulos, donaciones millonarias y condecoraciones, como el Premio Nobel de la Paz, en 1979.

En 1997 falleció al cumplir 87 años de edad. En la actualidad, dicha institución religiosa continúa sus labores con cerca de tres millares de devotas en todos los países.

El ángel del infierno

Pareciera algo ilógico que una persona como la madre Teresa de Calcuta, que según las noticias, documentales, prensa y demás medios, dedicó su vida a ayudar entregadamente a los pobres, a los más necesitados, a quienes claman por un lugar dónde refugiarse, etc, tenga contradictores e incluso, quienes han lanzado tamañas acusaciones en contra de la religiosa. Uno de ellos, es el escritor británico Christopher Hitchens, quien se ha referido públicamente de la madre Teresa, como “una fundamentalista religiosa, activista política, sermoneadora a la antigua y cómplice de los poderes seculares de este mundo”.

Hitchens, en 1995, publicó un documento sobre la vida oculta de la Madre Teresa, intitulado “La posición de la misionera”. En éste afirma que la verdadera cara de aquella monja al servicio del Vaticano, es la de una mujer sombría manipulada por los políticos y dictadores.

Luego, Hitchens produjo un documental al que llamó “El Ángel del Infierno”, en el que da a entender que todas las donaciones millonarias recaudadas por la comunidad religiosa de las Misioneras, jamás había sido destinada para ofrecer si quiera un analgésico a los moribundos de Calcuta y de otros centros de dolor, donde sólo estaban las monjas presenciando cómo se retorcían de sufrimiento aquellos pobres agonizantes y hambrientos, mientras que según él, la madre Teresa de Calcuta hacía más política y recibía más y más dinero, que jamás se vio.

Otro de los más polémicos críticos de la religiosa, ha sido Luis Carlos Campos, investigador y escritor español, que ha producido materiales escritos y audiovisuales en los que plasmó algunas presuntas pruebas de corrupción y sadismo detrás del personaje que en las pantallas, revistas y periódicos, conquistó el corazón de millones de personas.

Uno de los testimonios que recopiló, fue el de un médico inglés del “Londres Aroup Chatterjee”, que dice haber realizado más de un centenar de entrevistas con gente que de alguna manera se relacionó con la orden religiosa de Teresa, quedando sorprendido por las supuestas y gravísimas condiciones de higiene en esos centros misioneros, donde reutilizarían las agujas hipodérmicas, entre otras cosas.

Luis Carlos Campos añade que la religiosa no sólo estaría implicada en casos de corrupción y engaño masivo, sino que también sería practicante de ritos oscuros de la india, que con ciertas técnicas aprovechaba la energía del dolor y del sufrimiento de sus hospitales insalubres y llenos de miseria, teniendo millones de dólares para mantenerlos en condiciones dignas, pero lo hacía a modo de una especie de sacrificio satánico.

El testimonio de un voluntario

Un individuo llamado Hemley González, residente en Miami, dice haber trabajado por algunos meses en 2008, en uno de los hogares para indigentes ligado a la Madre Teresa, en la ciudad de Calcuta. Dice que se sintió completamente defraudado, asustado y sorprendido por todos los horrores que allí presenció.

Literalmente cuenta:

Quedé impresionado al descubrir la horrible y negligente manera en que la organización opera y la contradicción entre eso y la forma en que el público general percibe su trabajo. Con una oposición firme contra la maternidad planificada, contra la modernización de equipos y contra muchas otras iniciativas que buscan soluciones, la Madre Teresa no era una amiga de los pobres, sino más bien una promotora de la pobreza.

Escribió González.

Son varios los críticos y muy fuertes las acusaciones. De la India, encontramos a Sanal Edamaruku, un politólogo que se manifestó en contra de la veracidad de los milagros que el Vaticano usó como argumento para canonizar a la monja, como un presunto hombre de origen brasileño que fue curado por el alma de Teresa de terribles tumores cerebrales en el año 2008 o el de una mujer enferma terminal que fue sanada cuando le colocaron una fotografía de Teresa de Calcuta en su estómago, pero de acuerdo con Edemaruku, se tienen las pruebas concretas de que esas personas estaban siendo tratadas con medicamentos.

La mayoría de la gente no cuestiona ya a la monja porque su imagen es la de alguien que trabajaba por los pobres

Agregó el politólogo y periodista indio.

Verdad o no, la Madre Teresa de Calcuta ha servido de símbolo de paz y servicio desinteresado a la humanidad.

Imágenes: wikipedia.org (all)

La historia detrás de la madre Teresa de Calcuta
19 mayo, 2018

Ver más Artículo al azar