La niebla que bordea a Greta Thunberg

Una adolescente sueca de origen judío, que llegó a convertirse rápidamente en un ícono del activismo mundial, que en sólo el año 2019 se hizo demasiado famosa gracias a los medios masivos de comunicación y a que se la ha abierto la puerta y el micrófono ampliamente en eventos mundiales de gran relevancia, como en la ONU.

Lo más reciente:

Pero algunos medios investigativos, la acusan de ser la disidencia controlada del mismo sistema y que grandes personalidades multimillonarias la estarían financiando.

¿Quién es Gretha Thunberg?

Esta chica nació en el año 2003 y para la realización de este video, cuenta con 16 años de edad. Es hija de una famosa cantante de ópera y de un reconocido actor de Suecia, que a su vez es hijo de un afamado director cineasta, llamado Olof Thunberg, de origen judío.

Se ha dicho en los medios que la adolescente padece de un mal denominado como Asperger, una especie de trastorno que altera directamente la personalidad y afecta de modo negativo la interrelación con las demás personas, al mismo tiempo que conduce a la persona a aficionarse a actividades no convencionales. Según su biografía, desde los 11 años fue diagnosticada con el trastorno y por esa época también quedó muda durante largo tiempo. Ese mal se ha denominado como “mutismo selectivo”.

Los médicos además, le han diagnosticado aparte de ese, otro trastorno de índole obsesivo compulsivo. Eso podría explicar la razón de que a pesar de que tenga aparente tener 4 o 5 años menos.

Desde muy temprana edad, dice haberse vuelto vegana ortodoxa y vinculó a sus padres en sus ideas, al punto en que ellos hasta renunciaron a sus carreras, por apoyar a Gretha. Su madre, Malena Emman de un momento a otro cortó con su exitosa carrera y canceló todas sus presentaciones internacionales, pues dijo que ya no quería volver a tomar un avión, por la contaminación.

Prácticamente, es como si Gretha hubiese influenciado en un 100% a sus padres o como dicen algunos investigadores, existen otros intereses más allá de lo evidente. El nombre de Gretha Thunberg comenzó a resonar en el mundo a escala masiva, desde la “Cumbre de Acción Climática de Naciones Unidas”, llevada a cabo el día 23 de septiembre de 2019 en la ciudad de New York.

Su nombre ha sido un boom en las redes sociales, pues su discurso con el que curiosamente la “Cumbre de Acción Climática de Naciones Unidas” inauguró el evento, llegó a impactar bastante sobre las masas. Parte de esas eufóricas palabras fueron:

No tendría que estar aquí, tendría que estar en el colegio al otro lado del océano. Me han robado mis sueños, mi esperanza con sus palabras vacías. De lo único que hablan es de dinero y nos cuentan historias sobre el crecimiento económico perpetuo. ¿Cómo se atreven?”, les preguntaba a los líderes de las naciones presentes.

Ese año, Greta había decidido tomarse un año de descanso, para sólo trabajar según ella, por el medio ambiente. Entonces, en agosto tomó un velero que cruzó el Océano Atlántico con rumbo a Norteamérica, una travesía que duró dos semanas. Siempre ha señalado que los aviones son grandes contaminantes.

Pero, aunque todo esto que ella acusa parece eminentemente cierto, hay quienes la acusan a ella, de ser el disfraz de un conflicto de intereses evidente, por parte de un grupo reducido de multimillonarios, como George Soros, con quien se le ha visto reunida en varias oportunidades.

George Soros es uno de los más resaltados multimillonarios por la revista Forbes, según la cual, este sujeto es poseedor de una fortuna avaluada en 8.300 millones de dólares. Varios son los que lo señalan de financiar el activismo mundial, con el objetivo de causar división y una idea colectiva de que la superpoblación es la culpable de todo y que se deben cobrar grandes impuestos a los países, por el cambio climático. Dichos impuestos, estarían diseñados para que él y un pequeño grupo de banqueros y mega multimillonarios, queden con los mismos.

La revista Times ha publicado fuertes cuestionamientos a Greta Thunberg, acusándola de que efectivamente es la fachada de un gran negocio de un grupo de poderosos que la utilizan para sus intereses. En dichas publicaciones sobre sale lo siguiente:

“El fenómeno Greta también ha involucrado a lobistas verdes, relaciones públicas, eco-académicos y un grupo de expertos fundado por una rica ex ministra socialdemócrata de Suecia con vínculos con las compañías de energía del país. Estas compañías se están preparando para la mayor bonanza de contratos gubernamentales de la historia: la ecologización de las economías occidentales. Greta, lo sepan o no ella y sus padres, es la cara de su estrategia política”, firmado por el periodista Dominic Green.

¿Y tú qué piensas de Greta Thunberg?

Imagen: wikipedia.org

La niebla que bordea a Greta Thunberg
1 diciembre, 2019


Ver más Artículo al azar