La verdadera historia de Clarence

Una de las series animadas que más audiencia ha logrado reunir, en los últimos años, Clarence, exclusividad de Cartoon Network. Pero varias teorías acusan a la serie, de conllevar todo un proceso oscuro detrás de su trama.

Lo más reciente:

Superó récords en la audiencia infantil


El autor de estos dibujitos animados, es Skyler Page, quien inició vendiendo al prestigioso canal infantil, pequeños capítulos que no superaban el cuarto de hora. Su estreno se llevó a cabo en 2014, el 17 de febrero, obteniendo una súper audiencia de cerca de 2,5 millones de personas frente a las pantallas, batiendo récords en el rating de la programación para niños en su horario respectivo.

El resultado fue formidable, porque la audiencia infantil quedó maravillada y hasta la serie obtuvo una nominación para recibir un “Creative Arts Emmy Award”, pues superó el número de espectadores tanto en Estados Unidos, como en Latinoamérica y España.

Se trata de la vida de un pequeño de nombre Clarence, de contextura obsesa, quien tiene 10 años de edad. Su actitud siempre es muy positiva, amable e inocente, como el resto de sus amigos llamados Sumos y Jeff. Éste último tiene una cabeza cúbica y suele manifestar una obsesión enfermiza con las bacterias y gérmenes, pero siempre anda deseando ser un chico común y corriente, aceptado por todos.

Las escenas se desarrollan en una ciudad denominada Aberdale, donde se envuelven en aventuras y circunstancias divertidas, pero muy aterrizadas a lo que en realidad vive todo niño. Clarence siempre se muestra como la alegría de todos, y como la solución psicológica a los desequilibrios de Jeff en cuanto sus ansiedades y prejuicios, pues cada vez que aparece, lo hace sentir feliz y entusiasmado.

Los personajes principales

Jeff es un niño con algunos problemas normales, que se presentan a esa edad en la mayoría de infantes. Tiende al desorden, a las picardías, travesuras pero tiene buenos sentimientos y con nobleza acepta sus errores. Su familia no tiene tan buenas condiciones económicas y con frecuencia se muestra preocupado y temeroso de los problemillas que pueda causar el travieso Clarence, los intenta remediar con una personalidad inexperta e inmadura y al final, su miedo más terrible sucede: todos se ensucian hasta el copete.

Jeff es algo así como el cuadriculado del trío de amigos, pero se halla muy ceñido a su inmadura lógica infantil. El líder del equipo siempre es Clarence y es visto como el niño más extrovertido y amoroso que equilibra a los otros dos, incentivándolos a la creatividad. De hecho, si no fuera por la presencia de Clarece, Jeff y Sumo nunca se hubieran vuelto amigos, porque son de personalidades contrarias.

Pero críticos de las producciones televisivas, han sacado distintas versiones que acusan que la serie tiene un lado oscuro. Según algunos de ellos, en el trasfondo dan a entender en ciertos episodios, que Clarence es abusado por su padrastro Chad, que tiene cara de un gorila, curiosamente.

De acuerdo con esta perspectiva, a Chad lo dibujan con un aspecto de un hombre degenerado, panzón y con cara de gorila, como dando a entender que una relación heterosexual ya es anticuada y por lo tanto, infunden ideas sexuales subconscientes que podrían programar el comportamiento de los niños. Inclusive, Chad no es el padre, sino el novio de la madre de Clarence.

Imagen: deviantart.com

La verdadera historia de Clarence
9 julio, 2016
Se habla de:                                     

Ver más Artículo al azar