La verdadera historia de Emily Rose

Esta terrorífica historia ha traspasado las fronteras, de la mano de una película muy famosa en los años 80. Se trata de “El exorcista”, que fue aclamada por el público y logró recaudar millones de dólares. La historia está basada en hechos de la vida real que le sucedieron a  Anneliese Michel, la verdadera Emily  Rose, una mujer víctima de una posesión demoniaca espantosa. Veamos su verdadera historia.

Lo más reciente:

Primero empezó con una especie de epilepsia


Anneliese Michel  fue una mujer de origen alemán, que nació en Baviera el 21 de septiembre de 1952.  En su infancia fue una niña normal como todas las demás y manifestó en distintas oportunidades, sus deseos de convertirse en maestra. Cuando tenía 16 años, fue   diagnosticada con una epilepsia del lóbulo temporal. Por este motivo, fue internada en el hospital psiquiátrico de Würzburg durante algún tiempo. Ya en el año 1973, cuando le dieron de alta de la institución médica, terminó los estudios de secundaria e ingresó a la Universidad de Würzburg.

A pesar de haber recibido tratamiento para la epilepsia, Michel  se sumió en  una  depresión fuerte. La joven seguía tomando medicamentos psiquiátricos muy potentes, para contrarrestar el mal que la aquejaba. Estos medicamentos  acabaron con la poca paz que tenía y se afectó no sólo su cuerpo físico, sino que su psiquis también sufrió las consecuencias de la terrible enfermedad.

Murió por negligencia de las autoridades religiosas

La joven empezó a  mostrarse reacia contra algunos objetos religiosos, como la parafernalia de las eucaristías, los crucifijos, el agua bendita y fue allí, cuando la situación empezó a salírseles de las manos. La familia acudió en busca de un sacerdote que se hacía cargo de las posesiones demoniacas, pero el asunto se tornó un poco difuso, pues confundieron la posesión con esquizofrenia y esto  retrasó el procedimiento religioso, porque eran necesarios algunos permisos del Vaticano para realizar el ritual de exorcismo.

Las cosas iban de mal en peor, porque Michel empezó a hablar en lenguas y adquirió una fuerza sobrenatural. En ocasiones decía  que estaba poseída por 7 demonios muy poderosos y comía moscas. Tuvo algunas lesiones graves en su cuerpo, debido a las convulsiones que la entidad le provocaba y sufrió incesantemente, por más de dos años a la espera del dictamen del Vaticano.

Después de tomentosos años, llenos de una mezcla de desesperación, locura, enfermedad y voces tenebrosas salidas del inframundo, la joven murió el 1 de julio de 1975. Esta muerte se le atribuye a una serie de negligencias por parte de sus padres y de la comunidad religiosa, que no escatimaron los alcances del ser maligno que la atormentaba. El exorcismo es un ritual católico que se practica desde hace más de 400 años, pero aún es un misterio el porqué de la negativa de la comunidad religiosa, con este caso específico.

Al momento de su muerte, la joven estaba esquelética y presentaba graves problemas de salud derivados de la desnutrición y culparon a la Iglesia Católica de “homicidio negligente”, porque según ellos, la Iglesia fue la única responsable de la situación caótica que experimentó la joven, durante los últimos años de su existencia.

Imagen: youtube.com (modificada)

La verdadera historia de Emily Rose
26 septiembre, 2016

Ver más Artículo al azar