La verdadera historia de la bola de fuego

En los Llanos Orientales de Colombia, desde hace muchas décadas, surgió una leyenda que muchos han calificado como cierta, pues diversas personas la han presenciado. Se trata de la “bola de fuego” que aparece en las noches, llevándose a quien atrape.

Lo más reciente:

Una mujer salvaje


Según las personas más longevas de dicha región suramericana, manifiestan que todo inició cuando siglos atrás, una bella dama llamada Candelaria, con un cuerpo voluptuoso y bien formado, con un suave y liso cabello negro que llegaba casi hasta sus rodillas, ojos azules encantadores y una sin igual piel canela, contrajo nupcias con un sujeto de fuerte contextura y temperamento, andador de esas tierras, llamado Esteban.

Se trataba de un individuo que gustaba de beber licor continuamente, cantando coplas como buen músico que era. Dos hijos varones fueron el fruto de este matrimonio, que duró poco tiempo porque cierto día, cuando Esteban se preparaba para asistir a un gran festejo, pero no quería llevar por nada del mundo a su mujer.

Entonces Candelaria enfureció y su ira la encegueció tanto, que estaba dispuesta a acabar con la vida de su esposo si fuese necesario con tal y no fuera a la susodicha parranda, si ella tampoco iba. De tal modo que sin importarle que sus dos hijos estaban en medio de la fuerte discusión, sin más, ella cogió un hacha y acabó brutalmente con la vida de Esteban. Luego, solicitó a sus hijos Sigifredo y Esteban junior, que le ayudaran a deshacerse del cadáver.

Un amor incestuoso

Como era tanta su belleza y al enterarse de su viudez, docenas de hombres comenzaron a pretenderla, pero la silvestre mujer nunca aceptó a alguno de ellos. Sólo se enfocó en la crianza de sus primogénitos. Cuando Sigifredo alcanzó la edad de 15 años, se volvió un apuesto galán de ojos azules como su madre. Pero ella se enamoró de su propio hijo y prácticamente, lo hizo su amante. Candelaria cuidaba celosamente de que ninguna chica se le acercara a Sigifredo.

Pero cuando Esteban, el menor, cumplió 15 años, tomó una apariencia mucho más seductora y adquirió finas maneras de comportarse y facultades de todo un llanero fuerte. En consecuencia, su madre ahora se fijó en él y quiso también, llevarlo a la cama. Pero los principios éticos que adquirió el joven lo condujeron a negarse ante las propuestas indecorosas de Candelaria y le parecía absurdo.

Pero ese rechazo desató la terrible furia de Candelaria, al igual que en aquella ocasión en la que asesinó a su esposo, pensó que si ella no había podido disfrutar del muchacho, no lo haría ninguna otra mujer en el mundo. Así que también lo mató.

La temible mujer envejeció al trascurrir de los años de manera natural y falleció sin haberse arrepentido de sus pecados mortales. Cuenta la leyenda, que Dios a modo de castigo, la condenó a vagar como alma en pena por las llanuras, con forma de una bola de fuego. Desde entonces, se dedica a atacar a algunos caminantes, sobre todo muchachos apuestos que según dicen, si se dejan atrapar por la bola de fuego, desparecen para siempre.

Imagen: wikipedia.org

La verdadera historia de la bola de fuego
6 julio, 2016
Se habla de:                                     

Ver más Artículo al azar