La verdadera historia de los annunaki

En la modernidad, según muchos estudiosos del tema, como antropólogos, esoteristas y afines, persiste una tendencia a darle otro sentido a las deidades que existieron en la antigüedad y que alguna vez, habitaron este planeta hace millones de años. Sobre este respecto, se han reproducido un centenar de creencias y escuelas, que hablan sobre lo mismo: que unos seres extraterrestres crearon a la humanidad, con ciertos propósitos. En seguida, “la verdadera historia de los anunnaki”.

Lo más reciente:

Desde la antigua Mesopotamia


Originalmente, los annunaki eran un conjunto de deidades sumerias que eran veneradas por los annuna, una comunidad que cerca del año 1950 a.C.,  habitaba la   ciudad de Nipuu, donde en la actualidad es Irak. La mitología mesopotámica  encarna las creencias de esta religión, que aseguraba que los annunaki eran los dioses más poderosos que tenían su morada en el cielo.

Algún tiempo después, esta creencia fue modificadas sin ninguna razón aparente; los annunaki pasaron a ser los seres que representaban los demonios que habitaban  el infierno.  Algunas de esas antiguas deidades referentes son: An , Enki, Enlil, Nammu, Inanna, Utu, y Nanna.

La palabra “annunaki” traduce al español “los que bajaron del cielo a la tierra”, y en esta época,  todo lo pertinente a este tema fue introducido en 1964, cuando se publicó un libro muy aclamado en ese entonces. Se trataba del libro “Mesopotamia antigua: retrato de una civilización muerta”, de  Adolph Leo Oppenheim, quien a raíz de esta publicación, generó un boom mediático en la comunidad en general.

Años más tarde, en 1970, un investigador nacido en Azerbaiyán, de nombre Zecharia Sitchin, publicó más de 10 libros relacionados con temas de la Mesopotamia antigua. Uno de los más famosos y leídos fue “Crónicas de la Tierra”, en el cual se supone, están traducidos una serie de manuscritos sumerios muy antiguos.

En el libro número 12, de la famosa saga, se narra la llegada de los humanos a este planeta. Según Zecharia Sitchin, los humanos fueron creados por unos seres  provenientes de un planeta llamado Nibiru, o “Planeta X”, un astro que era helado y muy frío que siempre causa una gran catástrofe al pasar junto a la Tierra, y cuyos habitantes eligieron nuestro planeta, porque aquí había mucho oro, mineral que necesitaban en  grandes cantidades para lograr adaptar la atmosfera de su planeta, obteniendo condiciones más llevaderas y estables.

Supuestamente, llegaron a poblar la Tierra hace más de 400.000 años. En la descripción de Sitchin, esos seres medían 3 metros de alto y tenían la piel blanca como la nieve, así como  largas cabelleras. Originalmente, se asentaron en Mesopotamia y desde allí, ayudaron  a la evolución del homo sapiens, a quien le dieron una parte de su genética, pues necesitaban esclavos para edificar sus imperios.

Según estos misterios escritos en esos libros, los annunaki son los verdaderos creadores de las pirámides de Egipto y de las civilizaciones azteca y maya, además de todas las grandes culturas antiguas.

De acuerdo con esta teoría, los humanos se multiplicaron rápidamente y empezaron a poblar varios lugares del planeta y también, levantaron templos para adorar a sus creadores.

Son muchas las teorías que se tejen al respecto en internet. Igualmente, se dice que son una raza extraterrestre que lleva las riendas del destino de la humanidad, que son misóginos y que en su planeta, la adoración a la Divina Madre está prohibida. Cierto o no, esta historia es una de las más intrigantes y misteriosas en nuestros días.

Imagen: pixabay.com

La verdadera historia de los annunaki
29 septiembre, 2016
Se habla de:                                                             

Ver más Artículo al azar