La verdadera historia de Popeye

Popeye el marino, una caricatura animada que quedó en los corazones y mejores recuerdos de la infancia de varias generaciones. Inició como una historieta cómica creada por Elzie Crisler Segar, en el año 1929. Figuró por primera vez al público en una edición del periódico The New York Evening Journal. La enorme fuerza que lo caracterizaba se debía a su alimentación a base de espinacas, pero detrás de todo esto hay todo un simbolismo y campaña estadounidense, que con el tiempo ha salido a la luz. Presentamos: “La verdadera historia de Popeye”:

Se volvió más famoso que Mickey Mouse

Este personaje siempre debía enfrentarse a los rufianes que pretendían hacerle daño a él y a sus amigos, al mismo tiempo en que se robaban  a su delicada esposa Olivia. Principalmente, Brutus era el enemigo más acérrimo de Popeye, porque ambos estaban enamorados de la misma chica. Fue tan popular esta serie animada, que llegó a superar al mismo Mickey Muse en Norteamérica.

Su nombre se deriva del inglés que traduce “ojo saltón”. Su vestido solía ser pantalones azules, un gorro blanco de marinero, camisa de color negro y una pipa que continuamente porta en su boca. Pero en la tira cómica no se llamaba originalmente Popeye, sino Ham Gravy, un aventurero que iba en compañía de su pareja Olive Oyl y de su hermano llamado Castor. Con el tiempo se adaptó a las aventuras del marino.

Otra de las características fundamentales, es que jamás comía carne porque era vegetariano. Castor fue perdiendo protagonismo y con el tiempo, poco salía en los capítulos. Lo más conocido por todos, es que cuando llegaban los problemas y debía defender a su amada, ingería un tarro completo de espinacas y sus músculos se fortificaban de manera sobrenatural. Pero al principio, no era así, pues en el comic sólo las comía porque le encantaban y su fuerza era especial, aún sin consumirlas.

Muchos años después, décadas enteras, cuando la historieta pasó a formar parte de la parrilla de programación de diversos canales televisivos en el mundo, las espinacas pasaron a ser una comida mágica que otorga súper poderes. Se ha dicho de manera oficial por parte de los mismos creadores, que la idea nació de la urgencia que veía el gobierno estadounidense de que los ciudadanos se alimentaran de estos vegetales en la Segunda Guerra Mundial, por alguna razón.

Obviamente, con la televisión siempre se ha formado la manera de pensar, de ser, de sentir y de actuar de las masas y el propósito se logró mejor de lo que se esperaba. Millones de personas empezaron a incluir esto en sus dietas. Se volvía en una excusa perfecta para las mamás de esa época, de hacer comer a los niños esas prodigiosas hojas que sin Popeye, costaba mucho comer a la mayoría.

Cada año, en el rascacielos del Empire State, en New York, se encienden unas lámparas de color verde durante tres días seguidos, a modo de conmemoración de este peculiar súper héroe de caricatura que cautivó al mundo entero. Los 102 pisos que constituyen este edificio, se iluminan de verde.

La verdad de las espinacas

Se ha descubierto que las propiedades nutritivas de las espinacas no son tan extraordinarias como se hizo creer, aunque sí son un alimento prodigio. En la década de 1930, el famoso caricaturista Max Fleischer, empezó a dibujar a Popeye enfrentado con el temible Brutus, usando esas poderosas hojas, que se decía, contenían altas dosis de hierro causal de la fuerza extrema.

En esa época, era muy frecuente ver personas enfermas de anemia, lo cual llegó a generar una alarma en las autoridades sanitarias y se especula, que éstas influenciaron a los creativos, para popularizar el consumo de espinacas. En 1870, E. Von Wolf, un respetado científico de Alemania, advirtió que estos vegetales poseían una cantidad de hierro impresionante, pero con el tiempo se descubrió que había cometido un error en la transcripción, exagerando la nota.

En la actualidad, se sabe que esta verdura posee 4 miligramos de hierro, por cada 100 gramos. También se conoce, que es rica en vitaminas A, C y E, además de muchos otros nutrientes que le han ubicado en uno de los alimentos anticancerosos, anti anémicos y prodigiosos para la salud cardiovascular.

De otro lado, hay muchas teorías en la web que aseguran que las famosas espinacas en Popeye, en realidad se trata de cannabis y algunos críticos consideran que el programa inyecta un subliminal del consumo de esta planta psicotrópica, que supuestamente estaría todo el tiempo en la pipa del marinero animado más famoso del mundo.

Imagen: wikipedia.org

La verdadera historia de Popeye
25 julio, 2018
Se habla de:                                                                     

Ver más Artículo al azar