Las claves más eficaces para conciliar el sueño sin medicamentos

Uno de los mayores suplicios es entrar en desespero por no poderse dormir. Pensar en que mañana será un día muy ocupado y agotador, pero que pasan las horas y el insomnio se prolonga, es una verdadera tortura sobre todo si es algo común noche tras noche. El cuerpo y la mente necesitan de ese descanso para poder funcionar adecuadamente. Por fortuna, existen las soluciones. A continuación: “las claves más eficaces para conciliar el sueño sin medicamentos”:

Lo más reciente:

Practicar ejercicio intensamente en el horario adecuado

Ejercitarse con un buen esfuerzo durante las horas diurnas, garantiza una mejor calidad de sueño en la noche. Pero si el deporte se ejecuta por la noche, se generarán endorfinas que harán creer al cuerpo que se está en una disposición enérgica y eso podría significar una noche más de cruel insomnio y debilidad al siguiente día.

Leer antes de intentar dormir

Está científicamente demostrado, que la lectura cansa los ojos y el esfuerzo por concentrarse en la noche en las pequeñas letras del libro, moviendo los ojos de izquierda a derecha, produce somnolencia. Pero además de ser un remedio eficaz contra el insomnio, también contra la ignorancia. El nivel intelectual y el léxico se verán al igual, muy favorecidos. Es importante aclarar que se deben emplear libros y no dispositivos electrónicos, pues la luz artificial tiene otros efectos.

Hacer un esfuerzo por mantenerse despierto

Pareciera algo absurdo, pero no es así. Se trata de psicología a la inversa, un método que le ha funcionado a muchos. La Universidad de Glasgow ha llevado a cabo varios experimentos al respecto y se demostró cabalmente que si se deja de luchar contra la corriente, en este caso contra el insomnio, sino que se auto impone el propósito de permanecer en vela, habrá una extraña contratransferencia que crea el efecto contrario y se produce el sueño. Por eso dice el viejo y conocido refrán: “para mordedura de perro, babas del mismo perro”.

Cuidar la forma de alimentarse

La ciencia también ha demostrado que la calidad del sueño depende mucho de la clase de alimentación que se lleve. El azúcar, las grasas, la cafeína y las grandes comilonas, son enemigos de un sueño reparador y confortable. Dormir con hambre tampoco es lo ideal, sino comer algo muy liviano por lo menos dos horas antes de ir a la cama, para no perjudicar el descanso.

Tomar una infusión

Beber algo caliente antes de acostarse, es muy beneficioso para la salud del sueño. A excepción de los casos crónicos, los especialistas dicen que una persona pudiera hacer uso de infusiones de hierbas como la valeriana, manzanilla, ruda, menta, entre otras, en vez de tomar fármacos, pues producen un efecto muy relajante en el sistema nervioso central. Tomar una tasa de leche caliente también es formidable.

Hacer estiramientos

Estirarse y practicar algunos ejercicios de yoga, ayudarán a relajar el cuerpo después de un día de duras labores. Estirar las extremidades, el abdomen, la espalda, de forma tranquila, sin sobre esforzarse y con suaves movimientos, puesto que, si se intensifica el ejercicio, se consigue un efecto contrario por efecto de las endorfinas.

Respetar los horarios de sueño

Cuando se tienen problemas para dormir, los expertos afirman que conviene crear un hábito disciplinado, para acostumbrar el reloj biológico y entonces, el sueño vendría forzado por la mecanicidad y con el tiempo, dormir será una cuestión automática.

Darse una ducha caliente

El agua con una temperatura cálida, relaja bastante los músculos y la psiquis. Es una ayuda fenomenal para ir a dormir y conseguir un sueño delicioso. En el año 1985, se revelaron los resultados de unos estudios que evidencian que aquellos quienes se dan un baño caliente previo de descansar, disfrutan de una calidad óptima de sueño.

Meditar

Es parecido a la psicología inversa, sólo que con muchísimas ventajas más, pues en la meditación se hace un esfuerzo por no dormirse y científicamente se ha verificado, que se reduce de modo considerable el insomnio, como algunas investigaciones publicadas en 2009, en las cuales se informó que quienes practicaban esta técnica descansaban el triple de quienes no.

Todo esto se puede hacer sin necesidad de tomar medicamentos, mismos que pueden generar una adicción de por vida. Lo más aconsejable por los expertos, son las alternativas naturales.

Imagen: pixabay.com

Las claves más eficaces para conciliar el sueño sin medicamentos
31 agosto, 2018

Ver más Artículo al azar