Las curiosidades increíbles de los Aztecas

La civilización Azteca habitó algunas zonas de América Central. Crearon uno de los imperios más sólidos y prósperos del planeta. Se cree que existieron entre el siglo XIV y el siglo XVI. Tenían su propia lengua, sistema de agricultura, cultura, danzas y veneraban a diferentes deidades, siendo los astros las más importantes. Las siguientes son algunas curiosidades increíbles de esta importante civilización.

Ciudades flotantes


Según algunas fuentes, se cree que los aztecas vivían en ciudades flotantes. Inicialmente, habitaron un lugar pantanoso que ellos llamaban Aztlán, alrededor de un enorme lago que existió en lo que hoy se conoce como Ciudad de México.

Sacrificios

Se cree que los Aztecas sacrificaban a un perro para enterrarlo junto a algún ser querido fallecido, con el fin de que lo ayudara a pasar a los mundos a donde se iban las almas de los que abandonaban este planeta.

Esclavitud

Era muy común ofrecerse como esclavo, para pagar deudas propias o de algún familiar cercano. En ocasiones también vendían a sus hijos para saldar las deudas pendientes que tenían con los comerciantes de la comunidad.

Cacao

Era un fruto muy apreciado por esa civilización. En ciertas oportunidades lo usaban como moneda, debido a su importante valor, pues era uno sus alimentos fundamentales. El chocolate lo preparaban con un sabor muy amargo, acompañado con especias.

Cosmovisión

Para los aztecas era muy importante observar y seguir muy de cerca los fenómenos astronómicos. Contaban con lugares destinados únicamente a ese propósito y creían en la existencia de 13 cielos y nueve infiernos.

Tamales

En la época moderna son muy famosos y distribuidos en México y otras partes de Latinoamérica. Su origen se remonta a los Aztecas, quienes rellenaban hojas de maíz con insectos y posteriormente, los hervían y les servían de sustento durante épocas difíciles.

Niños especiales

Si algún niño nacía en una fecha muy especial, era destinado para ofrecerlo en sacrificio al dios Tlaloc, dios de la lluvia, para que les trajera bendiciones. Algunas veces, los sacerdotes pagaban altas sumas de dinero para que esto no sucediera. Cuando no podían pagar, los niños eran sacrificados y antes del gran ritual, eran llevados a una montaña donde debían esperar el momento indicado. En muchos casos, pasaban varias semanas y morían de inanición.

Latigazos a los niños

Los aztecas castigaban a los niños que se portaban mal, azotándolos hasta abrirles heridas en su piel. También los pinchaban con espinas y algunas veces, los colgaban de los pies sobre ollas llenas de jalapeños hirviendo. Esa era su forma de disciplinar a los futuros defensores de su civilización.

Soldados aztecas

Los guerreros de esa civilización trabajaban sin un sueldo fijo y sin remuneración de ningún tipo. Cuando lograban capturar o asesinar a 4 enemigos, eran proclamados nobles. Además, creían que existía un cielo destinado únicamente para los caídos en combate.

Donaciones celestiales

Los sacerdotes de los templos aztecas debían pincharse alguna parte de su cuerpo todos los días, para dar su propia sangre a los dioses.  Utilizaban filosas espinas de árboles nativos de las selvas aledañas a las pirámides, que eran lugares de culto para los habitantes de esa comunidad.

Imagen: wikipedia.org

Las curiosidades increíbles de los Aztecas
5 enero, 2017
Se habla de:                                                                 

Ver más Artículo al azar