Las mujeres pueden quedar embarazadas de ratones

La ciencia ha revelado unos experimentos genéticos que han causado gran polémica a nivel mundial. Se trata de la búsqueda de una manera en que el género masculino no sea necesario para la procreación humana. De acuerdo con estas investigaciones, se halló una manera muy peculiar de reemplazar el cromosoma “Y” a la hora de la concepción. Ahora veremos: “las mujeres pueden quedar embarazadas de ratones”:

Lo más reciente:

La ciencia había logrado que la reproducción se lograra sin el coito entre una pareja, sino a través de un método al que denominaron “reproducción asistida”, en el cual se insemina a la mujer de manera artificial, empleando la simiente del varón que previamente la depositó en un banco de semen. Pero ahora, los científicos afirman que ya no se necesitan los zoospermos varoniles, sino las células germinales de los ratones machos.

Inclusive aseveran que no sólo es posible obtener una procreación así, sino que es factible determinar si es varón y sin necesidad de ese componente genético que hereda el padre, que es el cromosoma Y. Algunas universidades prestigiosas se han unido a los estudios e investigaciones, como la Universidad de Hawai, que también comparte la idea de que dicho cromosoma es fácilmente reemplazado por otros homólogos.

La forma más experimentada ha sido con ratones y esto se ha publicado en “las revistas científicas más leídas del mundo”. En diversos artículos se ha detallado el procedimiento de cómo con un roedor macho vivo, mismo que no posee ningún gen del mencionado cromosoma, se obtiene un progenitor a partir de sus células germinales, porque estos animales también cuentan con un sistema de diferenciación de género, al igual que los seres humanos.

El cromosoma Y sólo se encuentra en el género masculino y hace unos años hacia atrás, no se concebía la idea de que sin éste importante ingrediente, se pudiera procrear. Una de las ponentes primarias de este planteamiento, es la profesora Mónica Ward, miembro del “Instituto de Investigación Biogenética de la Universidad de Hawai” y pretende que las mujeres puedan tener acceso a un bebé sin la ayuda de un varón.

La preparación de ratones para producir esperma humano

Por todas partes del mundo, los científicos expertos en genética, invierten sus esfuerzos en conseguir avances en el campo de la fertilización in vitro, que es una ayuda para aquellas personas que por algún motivo no pueden engendrar. Se han invertido fondos cuantiosos en experimentos de trasplantes de células testiculares de varones humanos a ratones, con el fin de crear semen humano.

Esta alternativa favorece sobre todo, a los hombres que quieren ser padres, pero su semilla es estéril y se ven imposibilitados. Otro de los pioneros de esta propuesta médica, es el doctor Roger Short, del “Royal Women’ s Hospital”, de la ciudad de Melbourne, quien asegura que en cada uno de los genes de los humanos, se halla un grande porcentaje de ratonil y que en cuestión de genes, no difieren mucho las personas y estos animales. Añade que la genética de un humano, viene diseñada para que salga una cola. En el parecer de otros médicos de su inclinación, nosotros tendríamos el 80% de los genes de un ratón.

Un asunto ético

Obviamente, todo esto ha causado mucha polémica a nivel mundial. Protestas de los diversos sectores de la sociedad, desde el científico hasta el religioso y moral, no se han hecho esperar. Desde la perspectiva médica, en realidad no se estaría tratando la esterilidad humana, ni la enfermedad en sí misma, sino que en síntesis, sería otro medio artificial que exige dependencia a que cada vez que se quiera procrear, se necesite el costoso procedimiento.

Igualmente, la comunidad médica en su gran mayoría no aprueba estas alternativas reproductivas, especialmente porque consideran que los riesgos para la madre y el bebé son demasiados con esta técnica. Por su parte, sociólogos, filósofos, religiosos y demás, estiman que estos métodos de fecundación in vitro sólo están realmente destinados a fortalecer la degeneración humana y los califican como aberraciones de la naturaleza.

Diferentes autoridades espirituales y filosóficas se hallan preocupadas por el descontrol en los experimentos genéticos, porque según ellos, esto significa un grave peligro para la existencia humana tal y como la conocemos.

Imagen: pixabay.com

Las mujeres pueden quedar embarazadas de ratones
7 agosto, 2018

Ver más Artículo al azar