Las razones por las que los perros comen caca

Uno de los aspectos más desagradables de nuestros mejores amigos, los perros, es que en algunas ocasiones resultan comiendo heces fecales. Los motivos de este comportamiento que escandaliza y causa a asco a los humanos, en realidad aún no se han especificado científicamente. Pero por la lógica común y la experiencia de los amantes de los caninos, las siguientes son las razones por las que los peludos comen caca:

Lo más reciente:

Por curiosidad y sentido de imitación

Se ha podido observar que muchos cachorros y canes de corta edad, cuando ven a su progenitora comiendo boñigas, tienden a repetir la misma acción. De igual forma, su inherente curiosidad que intenta explorar el ambiente circundante, conlleva a que su nariz y boca se dirijan a las heces. Al pasar del tiempo, van desapareciendo dichas acciones.

Cuando están hambrientos y aburridos

Se ha evidenciado que todos los perros necesitan de un grado de atención de las personas, de mismo modo que jugar y un espacio de ejercicio frecuente, inclusive unos cuantos paseos diarios. Pero si esto no se cumple, se estresan por exceso en los niveles de energía y se aburren bastante. Entonces, ante estas circunstancias, buscan entretenerse con lo primero que encuentren cerca, como su propio excremento o el del gato de la casa. Lo mismo sucede cuando tienen mucha hambre; en tal caso, no dudan en comerse una boñiga de excremento cuando la encuentran.

Coprofagia materna

Así se le denomina al hecho de que las perras con cachorritos, acostumbran a comerse todo lo que defequen sus crías, incluyendo los orines. La causa de este comportamiento se debe a su herencia genética de los lobos, que buscan seguridad además de higiene.

Porque les huele a comida

Es uno de los motivos básicos, puesto que en sí, el popó es comida procesada por un ser vivo. De tal modo, que por el súper olfato canino, los perros pueden percibir esos componentes  de los alimentos en las heces, a diferencia de los humanos a quienes les huele demasiado mal. Por ejemplo, cuando les gusta la comida para gatos, lo más seguro es que disfruten los desechos fecales  del minino.

Por una dieta muy monótona

Los expertos en perros se han percatado de que cuando alguno de estos animales sólo comen un alimento durante toda su existencia, sin probar otra cosa, puede inducirlos a degustar nuevos sabores tan pronto vea la oportunidad, aunque se trate de caca de algún animal, especialmente de caballo, vaca o gato.

Por castigos equivocados

Igualmente, se ha podido observar que muchos cachorros que son reprendidos con violencia en sus hogares, por hacer sus necesidades en la casa, resultan comiendo excrementos de otros perros o los suyos mismos. También lo hacen como una forma de llamar la atención, puesto que se dan cuenta de que los humanos les gritan cuando los ven comiendo excrementos y si se sienten solos y poco queridos, lo más seguro es que buscan la forma de que los vean en esa acción.

Para limpiar su espacio

Una de las características de estos animales y de muchos otros, es que son capaces de diferenciar sitios con suciedad de los limpios, razón por la cual los caninos suelen comerse sus propios residuos fecales con el objetivo de asear el espacio donde habitan, principalmente si viven en una caja al ser cachorros, una jaula o si se encuentran amarrados.

Imagen: wikipedia.org

Las razones por las que los perros comen caca
30 abril, 2017
Se habla de:                                         

Ver más Artículo al azar