Las tumbas más famosas del mundo

En todas las culturas, se le ha dado vital importancia a los procesos fúnebres, tanto físicos como espirituales y por supuesto, al lugar donde yacen los restos, especialmente de las personalidades más famosas y populares. Así que a lo largo de los siglos y la geografía, algunos sepulcros se han vuelto toda una atracción turística, por lo impactante del aspecto y la relevancia de los difuntos. En seguida: “Las tumbas más famosas del mundo”:

Lo más reciente:

Tumba de Ulysses  Grant


Se localiza en New York, en Manhattan, dentro de las instalaciones del Parque Riverside. En la cultura estadounidense es muy importante, porque Grant fue un importante general de la historia de ese país. En el presente, allí funciona un edificio de la Presidencia.

Osario de Sedlec


Se encuentra en República Checa, en Kutna Hora. En el siglo XIV, en pleno azote de la Peste Negra por todo el continente europeo, a este cementerio llevaron los restos de miles de personas. En ese entonces, en el monasterio de la “Orden del Císter de Sedlec”, residía un abad llamado Henry, quien viajó a Tierra Santa, recogió tierra del Golghota y la esparció por todo el cementerio de Sedlec. Todo está ubicado y diseñado para ser una estructura de huesos, hasta las lámparas de arañas que cuelgan en el techo. Por doquier, guirnaldas de cráneos.

La tumba de Vladimir Lenin


El cadáver de este dictador yace en plena Plaza Roja, en Moscú, expuesto a la vista de todo el público.
Decidieron embalsamarlo y hoy es uno de los atractivos turísticos más importantes de Rusia, que recibe a miles de personas al día.

Las catacumbas de París


Se trata de unas minas antiguas que resultaron albergando millones de huesos humanos, desde 1786. La decisión de llevar los cadáveres allí, fue porque los cementerios europeos estaban colapsados y había graves enfermedades dispersándose como consecuencia de la putrefacción de la carne de tanta gente, en esa época. Se cree que acumula los huesos de más de seis millones de franceses. Sólo se permite el paso a los turistas a determinadas zonas, porque según las autoridades de París, desde hace mucho se descubrió que personas practicantes de cultos oscuros, aprovechaban el lugar para realizar rituales como misas satánicas. Por ese motivo, sólo se tiene acceso a un kilómetro de las catacumbas, de los 300 que en total lo constituyen.

La tumba de Ciro el Grande


Se ubica en Irán, exactamente en Pasargada, una ciudad del antiguo imperio Persa. Allí yacen los restos de los reyes más importantes de toda la región, dentro de los cuales el más resaltado es Ciro el Grande. Se trata de un lugar bastante protegido y enigmático, porque poco se conoce sobre el mismo y curiosamente, para ser celosamente custodiado, fue clasificado como de uno de los escasos  monumentos iraníes declarados por la UNESCO como “patrimonio de la humanidad”.

Pirámide de Giza


Una de las tres pirámides más famosas del antiguo Egipto. Se dice que la construyó Keops, un antiguo Faraón, cerca del año 2520 a.C. Aunque de eso no se tienen evidencias concretas y hay quienes afirman que esas pirámides son más antiguas que Atlántida, o sea hace miles de miles de años. Pero ha servido de tumba para varios gobernantes egipcios, empero tal parece que las pirámides eran empleadas por distintas culturas con fines energéticos, más que como tumbas. Esta pirámide está constituida por más de dos millones y medio de bloques de piedra.

Catacumbas de los Capuchinos


En Palermo, Italia. Estas tenebrosas catacumbas pertenecen a la Orden de los Capuchinos y datan desde el siglo XVI. En ese tiempo los cadáveres pasaban por un proceso de deshidratación con vinagre. Algunos eran embalsamados de manera especial dentro de unas urnas cristalinas y otros de forma sencilla. Todos esos cuerpos tienen ropas y pertenecen a los frailes y sus familiares difuntos. Cuando alguien pasa por Palermo, muy seguramente habrá visitado estas tétricas estructuras y sus moradores.

Mausoleo de Qin Shi Huang


En Xian, china. Es “uno de los lugares más impactantes del mundo”. Con 2, 14 kilómetros cuadrados de área y 60 kms cuadrados de superficie general. Se necesitaron más de 700 millares de esclavos para la construcción. Ha servido como tumba del primer emperador chino, junto con otras 400 personalidades aproximadamente, custodiadas por nada más ni nada menos que por más de 7 mil efigies de cruentos guerreros, en posición de defensa y ataque. Durante más de dos milenios el mausoleo estuvo enterrado y en el olvido.

Rosalía Lombardo


Forma parte de los muertos que reposan en las tenebrosas “catacumbas de los Capuchinos de Palermo” y fue de los últimos cadáveres en ser aceptados allí. ​A esta niña la embalsamaron en el año 1920 y quedó convertida en una momia. Murió a los dos años de edad por causa de una fuerte neumonía. Su padre era un hombre adinerado y quiso que su hija fuera recordada para siempre, por lo que ordenó que conservaran el cuerpo y la cubrieran con una urna de cristal, con gas nitrógeno adentro. La niña no parece muerta, sino da la impresión de estar profundamente dormida, gracias al plausible trabajo de un químico llamado Alfredo Salafia.

Imágenes: wikipedia.org (all)

Las tumbas más famosas del mundo
18 marzo, 2018

Ver más Artículo al azar