Los asesinos en serie más letales de la historia

Existen trastornos mentales tan fuertes, que no sólo le hacen daño a quien  los padece, sino también a las personas que lo rodean. Tal es el caso de los asesinos en serie que sienten la necesidad y disfrutan de violar, torturar y asesinar a personas con ciertas especificaciones de género, edad o raza. Estos personajes se caracterizan por hacer que su salvajismo y demencia hayan hecho historia. Los siguientes, son los asesinos en serie más letales y sangrientos, a través de los tiempos.

Harold Shipman


De origen inglés. Mejor conocido como el “Doctor muerte de Durham”. Sus víctimas eran mujeres de entre 50 y 60 años. Como sufría un complejo de Edipo, con ellas buscaba revivir la muerte de su madre, sucedida en 1963 por el cáncer. Aprovechaba su profesión de médico, para envenenarlas con morfina y finalmente matarlas. En el año 2000 fue condenado por el crimen de 250 mujeres.

Luis Alfredo Garavito

Sus víctimas elegidas eran los niños de edades entre 7 y 15 años. Este hombre nacido en Colombia dedicó gran parte de su vida a recorrer el país, violando y torturando infantes a su paso. Por lo menos lo hizo con 300. Su forma de operar era en el monte, donde después de abusar sexualmente de ellos, los mutilaba y enterraba para no dejar rastro. Lo condenaron en el año 1999 y ante los juicios, siempre se defendió diciendo que un demonio lo obligaba a cometer esos delitos.

Mariam Soulakiotis

Nacida en Grecia. Esta mujer era la líder de una secta religiosa ubicada en Keratea. Sus integrantes que eran solo mujeres de entre 20 y 30 años, cumplían absurdos deseos sangrientos y violentos que Mariam les solicitaba, como cumplimiento de un llamado que había recibido de su dios. Fue apodada “la mujer Rasputín”, después de haber matado a 177 de sus discípulas. Aún no se sabe su paradero.

Albert Fish

El apodo que obtuvo por sus crímenes fue “el vampiro de Brooklyn”. Estaba involucrado en la violación y asesinato de más de 100 niños, en los cuales tuvo algo que ver. Hacia finales del año 1936, fue condenado a cadena perpetua. Años después, apareció muerto en una parte recóndita de la cárcel.

Ted Bundy

A principios de los 70´s, Ted se introdujo en tierras estadounidenses para causarle la muerte a aproximadamente 80 mujeres de mediana edad. Para actuar como psicópata se hacía pasar por discapacitado y luego, se  aprovechaba de sus víctimas para matarlas, violarlas y después desmembrarlas. Incluso, guardaba ciertas partes de ellas como recuerdo, como la cabeza, una pierna o un brazo. En el año 1979 lo arrestaron y en 1989, su historia terminó en la silla eléctrica.

John Wayne Gacy

Su apodo era “el Payaso asesino”; después de haber estado casado, divorciado, declararse homosexual y haber estado en la cárcel por abuso sexual, John quiso iniciar una nueva vida en Iowa, Estados Unidos, en un nuevo vecindario y con una nueva labor de payaso. Su nombre artístico era “Pogo el Payaso” y asistió a varias fiestas. Pero la investigación de un secuestro donde él estaba involucrado, hizo destapar la verdad de John: había violado y asesinado a 34 hombres jóvenes durante 8 años. Sus cuerpos estaban enterrados en su casa y cerca al río, porque ya se había quedado sin espacio.

Jeffrey Dahmer

De los más temibles asesinos de Norteamérica. Pasó 13 años de su vida asesinando y torturando hombres de edades entre 18 y 25 años. Con ellos practicaba la necrofilia y hasta se alimentó en algunas oportunidades de su carne. Por eso recibió el alias de “el Carnicero de Milwaukee”. Para que la policía diera con su paradero, bastó con que una de sus víctimas escapara y diera aviso de lo sucedido. Las autoridades al llegar a su casa, encontraron partes de cuerpos humanos por todas partes, unas unidas entre sí.

Andrei Chikatilo

La Unión Soviética fue testigo de los crímenes de este personaje, que recibió su apodo por el modo de actuar. Le decían “el carnicero de Rostov” o “violador rojo”. Entre los años 1978 y 1989, asesinó a 53 personas, mujeres y niños. Los violaba y después los desgarraba. Fue capturado varias veces, pero la falta de pruebas ocasionaba que quedara libre al poco tiempo. Pero en 1990, tras una honda investigación, fue capturado nuevamente. En esa oportunidad, confesó 36 crímenes más y a principios del año 2000, fue condenado a ejecución con un disparo en la cabeza.

Hu Wanlin

Médico de profesión. A principios de 1990, inauguró su clínica en su país de origen China. Sus tratamientos para brindar salud eran obsoletos y hasta incoherentes. Iban basados en procesos con hierbas venenosas y poco salubres. Se dice que bajo su supuesto cuidado, murieron más de 146 personas. En el año 2000, fue condenado a una larga estancia en la cárcel.

Ed Gein

Texas fue la tierra que vio crecer a este declarado enfermo mental. Su principal idea era convertirse en mujer. Para ello, durante los años 50´s secuestro y mato a más de 30 mujeres. Quiso usar la piel para hacerse un cuerpo a su medida. Por ende, despellejaba las pieles y las unía con hilo y aguja; fue capturado y en su defensa se alegó demencia, la cual tuvo confirmación con exámenes médicos. Ed pasó sus últimos años en un lugar psiquiátrico y murió en 1984, a los 77 años, por causa de una infección respiratoria.

Imagen: deviantart.com

Los asesinos en serie más letales de la historia
12 julio, 2016

Ver más Artículo al azar