Los casos de divorcio más tontos del mundo

Durante siglos se creyó que el matrimonio sería para toda la vida. Pero con la modernidad se ha visto que ya no se le aprecia como un compromiso por toda la existencia y las parejas en cambio de solucionar sus diferencias de alguna manera, optan por el divorcio. Así, una persona puede llegar a casarse varias veces en su vida y separarse por cosas que pudiesen ser muy tontas y absurdas. Veamos en seguida, «los casos de divorcio más tontos del mundo»:

Lo más reciente:

Esposa ninfómana

Un hombre decidió pedirle el divorcio a su esposa, luego de no poder aguantar las insistentes insinuaciones eróticas de su cónyuge, quien le ponía viagra en los alimentos para que la pudiera satisfacer todas las veces que ella quisiera. Él no pudo aguantar tanta presión y decidió abandonarla.

El loro espía

Una mujer de origen chino volvió a su hogar, luego de una larga ausencia por cuestiones laborales. Al entrar a su vivienda, su loro repetía sin cesar: «ten paciencia» y «divorcio». La mujer no le hizo caso a las ocurrencias de su mascota, hasta que un día descubrió que su esposo tenía una amante. La mujer decidió demandarlo y alegó ante los abogados, que el loro fue quien le advirtió de esa bochornosa situación.

El consentido de mamá

Una pareja italiana contrajo nupcias en una elegante ceremonia, a las afueras de Génova. Cuando llegó la hora de empacar maletas para la luna de miel, el esposo decidió llevar a su madre al viaje, asegurando que no podía separarse de ella. Cuando retornaron, la anciana exigió una habitación en la vivienda de los recién casados. Por esta razón, obviamente el matrimonio no duró ni tres semanas, debido a las continuas intromisiones de la anciana en la relación.

No soportó la pulcritud de su marido

Una mujer de origen alemán decidió pedirle el divorcio a su esposo, porque no aguantaba que fuera tan aseado. El hombre trataba de mantener todo en orden y eso sacó de quicio a la mujer, quien decidió ponerle fin a varios años de relación. Según ella, porque le gustaba ver el desorden y sentirse viva en medio de la suciedad.

Hijos feos

Un hombre de origen chino, decidió divorciarse de su esposa, porque le dio hijos muy feos. El asunto se complicó aún más, cuando interpuso una demanda en su contra, por ocultarle su verdadera condición física, pues ella se había sometido a varias cirugías plásticas, antes de conocerlo. El hombre ganó la demanda.

Viejo amante

Un anciano de 96 años, decidió pedirle el divorcio a su esposa de 93, porque encontró unas cartas que ella le escribió a un amigo cuando era una adolescente. El hombre no aguantó, decidió marcharse y dejarla con todo el lío legal de la separación de bienes.

Luna de miel fallida

Una pareja de recién casados estaba despidiendo a los invitados de la fiesta y estaban ansiosos por ir a sus aposentos, a disfrutar de su primera noche en la intimidad. Pero la mujer decidió atender todos los mensajes de felicitación que le llegaron a su teléfono móvil y el esposo se durmió esperándola. A la mañana siguiente, el hombre le pidió el divorcio, alegando que no podría convivir con una mujer como ella.

Imagen: flickr.com

Los casos de divorcio más tontos del mundo
28 marzo, 2017
Se habla de:                                             

Ver más Artículo al azar



Alimentos que vienen con materia fecal y orines