Los hongos más raros del mundo

Dentro del sorprendente mundo de la naturaleza, algo curioso y muy extraño es la gran variedad de hongos y sus propiedades químicas. Algunos son deliciosos para comer en muchas presentaciones. Otros, se pueden emplear como medicinas. Por otro lado, hay muchos venenosos y variedades psicotrópicas que utilizan los chamanes y personas para inducirse en un estado alterado de consciencia. En esta oportunidad veremos: “los hongos más raros del mundo”:

Lo más reciente:

Trametes versicolor


El color varía según la posición geográfica donde se encuentren, pues se reproducen por todo el planeta, aunque sus patrones de color son de fácil reconocimiento. Se ha debatido en la comunidad científica si este hongo tiene propiedades medicinales, sobre todo en pacientes con cáncer.

Gyromitra esculenta


Se le conoce como “el hongo cerebro”, una sub especie de las denominadas “morcellas falsas”. Son un ingrediente principal en algunos platillos especiales del occidente europeo y en Escandinavia. De llegar a comerse crudos, podrían causar la muerte. Claro está, que todo se debe a un fuerte veneno que posee en su interior, llamado “geomitrina”, mismo que es retirado previamente, cuando los chefs de Europa los preparan.

Laccaria amethystina


Cuando está en sus primeros días de vida, presenta una coloración morada. Al madurar, su brillo cesa. En los bosques asiáticos, americanos y europeos, esta clase de amatista nace como un método natural de la tierra, para absorber graves contaminantes como el arsénico.

Lactarius indigo


En su interior poseen una rara sustancia lechosa, como un látex líquido de color azul, que con la acción del aire y el ambiente se torna verde. Este hongo se puede hallar en los bosques coníferos centroamericanos, asiáticos y en algunas partes de Estados Unidos y Canadá. Si se saben preparar, los guatemaltecos, chinos y mexicanos dicen que son deliciosos. Si no se guardan las medidas pertinentes, resultan venenosos.

Clathrus archeri


Tienen forma de pulpo y por eso en algunas regiones australianas y de Tasmania, donde crecen, les llaman así. Cuando está maduro, es muy peligroso acercarse, lo cual es fácil de detectar, pues expele un olor a carne en putrefacción. Sus brazos son de color rosado y van de cuatro a siete. Antes de desenvolverse, los cubre una buena masa de esporas que se denomina gleba.

Hericium erinaceus


Crece por lo general en territorio norteamericano, en los troncos de madera fuerte. Según la región, se le conoce como “hongo barba” o “melena de león”. A pesar de su apariencia tan extraña, sí se puede comer y lo utilizan mucho en la gastronomía china y se estima que tiene un sabor similar al borrego o al puerco.

Phallus indusiatus


Engalana varios jardines africanos, australianos, asiáticos y americanos. Se le llama también “la dama con velo”. Lo recubre un limo verde cargado de miles de esporas, cuya función es atraer ciertos insectos que contribuyen a esparcir las esporas por el ambiente, para su debida reproducción. Se puede comer sin problemas y son típicos en la comida oriental.

Hydenellum peckii


Uno de los “hongos más extraños del mundo” y por tal razón, recibe varios apodos como “diente de jugo rojo”, “fresas con crema”, “diente del diablo” o “diente sangrante”. Cuando están en sus primeros días, arrojan un líquido de color rojo, al que la ciencia le ha hallado propiedades anticoagulantes. No son venenosos, pero son muy amargos y por ende nadie los come.

Imágenes: wikipedia.org (all)

Los hongos más raros del mundo
23 septiembre, 2017

Ver más Artículo al azar