Los mejores libros infantiles del mundo

Leer es un hábito que debe inculcarse desde muy niños, aseguran los expertos en educación. Muchos psicólogos están de acuerdo con que los niños que leen son más felices y desarrollan muchas capacidades para la academia, los procesos de socializar, entre muchas otras. Para los niños, hay historias grandiosas y universales, divertidas y llenas de sabiduría.

Lo más reciente:

Los libros clásicos, a pesar de haberse escrito mucho tiempo atrás, no pierden su magia y continúan generación tras generación, por eso se les reconoce como las mejores obras infantiles del mundo. Veamos algunas de las más importantes:

Alicia en el país de las maravillas

El autor de este libro es Lewis Carroll y lo escribió dedicándolo a una amiguita de 10 años en ese entonces, llamada Alice Liddell.

Era tan bueno, que luego se publicó en el año 1865. Muchos críticos han señalado varios elementos simbólicos muy dicientes y trascendentales dentro de la trama del cuento, que trata de una niña que se pudo meter en una dimensión paralela, donde comparte muchas aventuras con seres extraños que viven allá.

Peter Pan

A este libro se le han sacado numerosas adaptaciones. Todos los libros de este listado han inspirado grandes producciones cinematográficas. Peter Pan es autoría de James Matthew Barrie, un escritor de origen escocés. Lo creó para la presentación de una obra teatral en el año 1904, que se llamó “Peter Pan and Wendy”.

En la novela escrita, se narra todo con un lenguaje apropiado para niños, muy legible y llena de fantasía en compañía de Peter y todos sus amiguitos: Campanita, Wendy y sus hermanos, el capitán Garfio y otros más.

La historia interminable

Un libro escrito en el año 1979 por Michael Ende, dirigida a una audiencia de mayores de 12 años. La historia trata de las aventuras del pequeño Bastian, quien robó un libro enigmático que lo terminó inmiscuyendo en toda una travesía mágica, donde debe ayudar a Atreyu, un joven y valiente guerrero, que debe salvar a Fantasía del terrible acecho de su enemiga la Nada.

Indiscutiblemente, una de las mejores obras infantiles, que no sólo seduce a chicos, sino también a grandes.

Dónde viven los monstruos

Fue escrito de la mano de Maurice Sendak, quien también lo lustró. Su primera edición se publicó en 1963 y desde entonces, no para de ganar premios. El protagonista es un niño que se llenó de profundo dolor y rencor con el mundo, por ser un chico incomprendido. Entonces su mayor deseo era convertirse en un gran monstruo, para de ese modo, atormentar a todos.

Como una inesperada jugada del destino, un día Max se disfrazó con su traje de bestia feroz y comenzó a jugar y a hacer maldades. Pero es atrapado y castigado a permanecer encerrado en su habitación hasta nueva orden. Allí dentro, empezaron a  acontecer eventos mágicos.

De repente, aparece una floresta colorida y extraña, que conducía a una barca que tenía gravado su nombre. Cuando se subió, se dirigió hacia el mundo de los monstruos, al más allá desconocido. Allí se declara como el rey de las criaturas feroces y cumple sus más excéntricos sueños.

El principito

Se publicó en el año 1943. El autor es el famosísimo escritor y piloto de origen francés, Antoine de Saint-Exupéry. La trama consiste en las aventuras de un aviador que accidentalmente resultó en el desierto del Sahara. En medio de esas inmensas dunas, conoció a un príncipe de otro mundo. No sólo atrae a la población infantil, sino que los adultos también disfrutan mucho de leerlo.

El mago de Oz

Su publicación fue realizada en el año 1900. Fue escrita por Lyman Frank Baum, pero se le han hecho muchas adaptaciones. Es una historia llena de personajes mágicos, como brujas, monos voladores, animales que hablan, el hombre hojalata, la especial Dorothy y otros tantos.

El león, la bruja y el armario

Este clásico forma parte de Las Crónicas de Narnia. Su autor es CS. Lewis y se publicó en la década de los 50’s. Narra las experiencias sobrenaturales que viven Lucy, Peter, Susan y Edmund, al ingresar a un ropero que en realidad es un portal a otra dimensión. En ese mundo hallan todo un collage de personajes de fantasía.

Charlie y la fábrica de chocolate

Es otro de los libros más vendidos para los niños, en todo el mundo. Es un clásico inolvidable de Roald Dahl, ilustrado por Quentin Blake. Se publicó en el año 1964 y cuenta los acontecimientos ocurridos a Charlie Bucket, un niño de una familia de escasos recursos quien ganó un premio que consistía en un tour por la fábrica de chocolate más grande y famosa, propiedad de Willy Wonka y sus Oompa-Loompas, donde vive cosas que jamás imaginó.

Imagen: wikipedia.org

Los mejores libros infantiles del mundo
31 marzo, 2019

Ver más Artículo al azar