Los miedos que calla todo hombre

Aunque la masculinidad tienda a aparentar rudeza, invulnerabilidad, audacia, valentía y gallardía, la verdad es que todos los hombres albergan muchos miedos en su mente, con los que conviven a diario, pero los intentan ocultar a como dé lugar, puesto que se vería afectada su imagen impuesta por los estereotipos sociales. Veamos algunos de “los miedos que calla todo hombre”:

Lo más reciente:

El aspecto de su cuerpo

Aunque es más que todo un estereotipo femenino y que los hombres suelen hacerse los indiferentes, en realidad no es así, por eso es que muchos pasan largas horas en el gimnasio. Siempre realizan comparativos con los cuerpos atléticos y musculosos de otros varones y no se sienten orgullosos para nada, inclusive les duele, que les señalen la barriga de cerveceros.

El dinero

Sin duda alguna, la preocupación mayor de todo hombre, es la consecución de bienes materiales y dinero, puesto que ha sido educado bajo el precepto de que es el varón el encargado de mantener la familia. Entonces, desde muy jóvenes, los hombres quieren enriquecerse rápidamente para demostrar esa estabilidad económica que tanto atrae a las chicas. Pero para ellas eso no es todo, sino que las muestras de amor, comprensión, atención y cariño, suele ser lo primordial. No obstante, ellas quieren todos los aspectos, tanto económico, como sentimental. De ahí surge una de las mayores preocupaciones varoniles.

Si son altos o bajitos

El trauma comienza desde el colegio, cuando en las formaciones se evidencia que la chica más bonita es alta y los niños bajitos se ven con pocas posibilidades de agradarle. Siempre se recalca que el hombre ideal debe ser alto y que los de bajas medidas no atraen con éxito al sexo opuesto. Empero, muchas mujeres afirman que su tamaño no interesa, tanto como lo grande de sus sentimientos.

La rivalidad que representan los demás varones

Las mujeres casi no pueden disimular la envidia que se despiertan entre sí, al igual que la competencia que satisface su ego al sentirse más bonitas y deseadas. Con los hombres también es así, sólo que pueden ocultarlo más, pero también sufren de orgullo y vanidad. Aunque ellos no dicen nada, por dentro analizan si algún personaje puede ser un rival contundente, como algún amigo o compañero de la pareja, etc. Son extremadamente celosos y competitivos y lo mejor que puede hacer una mujer, según los expertos, es demostrarle que no existe ninguna posibilidad para algún otro hombre.

No contar con la experiencia en mujeres

Desde la adolescencia se desata este miedo, razón por la cual comienza toda una carrera para poder lograr una experiencia adecuada y así ser todo un galán de novela. Es común que un varón finja ser todo un experto en relaciones, pero por dentro siempre temen cometer algún error que les dañe la imagen de macho. Para sentirse más seguros sobre sí mismos, ellos necesitan que les brinden confianza y sinceridad total.

El pelo

Las cosas del peinado y la belleza capilar, no sólo es cuestión de las mujeres. Uno de los mayores miedos de un hombre, es que su peinado lo haga ver ridículo. Bueno, eso sucede en una mayoría. Y ni qué decir de su peor pesadilla: ¡quedar calvos! Pero por si fueran pocos los problemas peludos de los varones, se preocupan mucho por el vello pectoral y genital. Si tienen demasiado, piensan que se ven descuidados y sucios. Pero si tienen poco, piensan que no son tan varoniles. Todo un dilema de pelos.

La alimentación

Escuchar decir a una mujer que se encuentra a dieta, es demasiado común. Pero cuando se trata de un hombre quien lo dice, hay más de una expresión de sospecha en los demás. Pero en realidad es algo muy natural en muchos varones, tanto en jóvenes como en mayores. Los primeros, quisieran tener su cuerpo vigoroso y bien formado, mientras que las personas con mayor edad se preocupan sobre todo por las repercusiones en su organismo a determinados alimentos. La única diferencia con ellas, es que ellos casi no hablan al respecto.

Su relación de pareja y sus emociones

A pesar de que los estereotipos implantados por la sociedad, es que un hombre jamás debiera preocuparse por los detalles de las relaciones, como en el caso de las mujeres que llegan incluso a desesperarse y entrar en estados depresivos significativos. Sin embargo, ellos también desean que ambos estén en plena armonía y todo marche estupendamente, sólo que si se les oye hablando de esto, suele ser extraño para muchos y más si se dejan llevar de la emoción y sus expresiones lo demuestran, porque siempre luchan por no llorar y parecer fuertes.

El número de hombres que pasaron por su amada

Es toda una pesadilla; algo que los atormenta de día y de noche. Se debe principalmente a la naturaleza competitiva masculina, que sin importar si ya esos antiguos amantes no están presentes en la vida de su mujer, subconscientemente los consideran como rivales y le asusta en sobre medida, no contar con la experiencia y éxito de sus “predecesores”.

Imágenes: pixabay.com

Los miedos que calla todo hombre
30 marzo, 2018
Se habla de:                                                                     

Ver más Artículo al azar