Los misterios de las tormentas eléctricas

Una de las cosas más aterradoras que se puedan vivenciar, es una fuerte tormenta eléctrica, un fenómeno meteorológico que entraña muchos secretos de la naturaleza. Aunque sí se han efectuado algunas investigaciones científicas al respecto, no se ha profundizado mucho en la cuestión, o por lo menos de manera oficial, ya que Nikola Tesla parecía obsesionado con ello.

Lo más reciente:

Muchos factores deben reunirse para que se forme un escenario tan mágico, sorprendente y estruendoso. Vemos en seguida: los misterios de las tormentas eléctricas:

La súper potencia de un rayo

Nada más ni nada menos, que más de 30 millones de voltios constituyen el poder de un rayo. Una tremenda energía que se calienta a unos niveles muy elevados. Desde hace mucho tiempo, se sabe que la energía producida por los rayos, tiene la capacidad de alimentar el sistema eléctrico de toda una ciudad.

Las increíbles fulguritas

También se les conoce como rayos fosilizados. Se generan cuando hay un enfoque del rayo en un punto determinado, ocasionando que la arena pase por un proceso de fusión con los granos, provocando un espectáculo maravilloso de la naturaleza. Es una de las maneras más fáciles y poco riesgosas de coger un rayo con las manos.

Venezuela es el lugar más tormentoso del mundo

En esta nación, están los lugares del planeta donde se forman las más terroríficas y poderosas tormentas eléctricas. Uno de esos puntos geográficos es “El Relámpago del Catatumbo”; allí parece que el cielo está abierto y no paran los grandes estallidos eléctricos y no cesa de llover, en casi 260 días por año.

Según los datos oficiales, en la Tierra se generan alrededor de 17,5 millones de tormentas, anualmente, lo que equivale a 44 mil por día. Pero en esta región venezolana, cada año se registran aproximadamente 1.8 millones de rayos. Hay tormentas cuya duración puede llegar a sobrepasar las 10 horas continuas.

La influencia de un rayo en un accidente de avión

Una de las mayores preocupaciones de quienes temen viajar en una aeronave, es que en el camino haya una tormenta eléctrica y los rayos pudieran afectar el vuelo.

Sin embargo, según los científicos y expertos en aviación, esto no implica un peligro como tal, gracias al fenómeno de la Jaula de Faraday, mismo que consiste en que cuando algo se halla recubierto totalmente de metal, está por entero aislado de cualquier influencia eléctrica que provenga del exterior.

En tal efecto, esa es la razón por la cual no puede originarse un accidente aéreo por culpa de un rayo. Empero, sí podría afectar negativamente el radar meteorológico que porta la aeronave.

Un rayo puede crear tatuajes naturales en la piel

Las probabilidades de que un ser humano sea alcanzado por un rayo, son muy escasas, aunque obviamente, no imposible pues diversos casos se han presentado. Pero en los sobrevivientes de un impacto de semejante magnitud, se han observado que les quedan unos tatuajes muy extraños en la piel, más allá de las terribles secuelas que tan fuerte accidente conlleva.

La ciencia explica que las ramificaciones del rayo, también denominadas “Figuras de Lichtenberg”, generalmente dejan unos tatuajes naturales, debido a que se quiebran los vasos capilares, por efecto de la gran temperatura.

El peligro de los rayos dormidos

Aunque pueda parecer fantasioso, existe una especie de rayos clasifiados como “dormidos” y son de difícil detección.

Casi siempre impactan sobre árboles, pero con la particularidad de que no los queman al instante, como pasa normalmente, sino que la madera comienza a arder poco a poco, de un modo muy lento, en un proceso que puede durar incluso días, por acción de la ausencia de oxígeno dentro del tronco, que obstaculiza la correcta combustión.

Un rayo puede arder más fuerte que la superficie solar

Se sabe que los rayos pueden alcanzar una temperatura de más de 36 mil grados Fahrenheit y eso multiplica por cuatro, a lo que la ciencia estima el calor de la superficie del astro rey, misma que según ellos, bordea los 9.800 grados Fahrenheit.

Otra de las incógnitas que nos surge desde que somos niños, es ¿por qué el sonido se escucha varios segundos después del relámpago? Pero eso varía según la distancia en que se esté desarrollando la tormenta.

Se han observado miles de objetos voladores no identificados, en los lugares con más tormentas.

Imagen: pixabay.com

Los misterios de las tormentas eléctricas
1 marzo, 2019

Ver más Artículo al azar