Los músicos más satánicos del mundo

En la actualidad, en diversas naciones la libertad de culto es uno de los derechos más protegidos. No importa si las creencias de la gente puedan verse extrañas, todos los credos y corrientes espirituales son igualmente respetables, siempre y cuando no afecten los derechos de alguien más.

En el mundo de la farándula especialmente, se ha visto una gran inclinación de las celebridades, tanto actores, como cantantes, etc, hacia la Iglesia de Satán, fundada en 1966 por Anton Lavey y promueve adorar las fuerzas de la oscuridad, hacer pactos con el diablo, invocar demonios para pedirles favores y un modo de vida en pro del placer de la carne y toda clase de libertades. Veamos quiénes son “Los músicos  más satánicos del mundo”:

Sammy Davis Jr.

Es uno de los más resaltados miembros clásicos de la iglesia satanista. La mayoría de los famosos presentados en este listado, aceptan abiertamente sus creencias y membresía en el culto al diablo. Sammy Davis grabó un disco que llevó por nombre “Satan Swings, Baby”, en homenaje a quien considera como su Dios.

David Vincent

El músico que dirige la banda de metal “Morbid Angel” ha dicho en sus entrevistas que no comparte las ideas de ninguna religión, a excepción del satanismo, pues va acorde con su manera de vivir. Por ese motivo, la mayoría de sus temas los compone en honor a la Iglesia de Satán.

King Diamond

King cuenta que oficialmente, se inició en la iglesia de Lavey en el año 1988. Una vez se le preguntó si en sus conciertos acostumbraba a realizar alguna clase de rito. Él contestó:

“Se podría decir que cualquier concierto es un ritual satánico porque definitivamente estás aportando mucha energía. Probablemente podrías convertirlo en uno de los más poderosos rituales satánicos si alguna vez se hiciera de la manera correcta.”

Liberace

Fue un pianista y showman norteamericano muy famoso, pero con ascendencia italiana y de Polonia. Se le llegó a estimar como “el miembro más llamativo de la iglesia”.

Marc Almond

Sin temor alguno, desde que ingresó a las filas comandas por Anton Sandor Lavey, este cantante y famoso compositor se autoproclama como un amante acérrimo del cornuto. En una ocasión contó que llegó a iniciarse gracias a la invitación del músico Boyd Rice.

Cuando realizó su autobiografía, dedica un espacio grande en narrar cómo ingreso a las filas del satanismo. Dice que el ritual de iniciación lo ofició el artista de música experimental Boyd Rice, en medio de un bosque.

Marilyn Manson

Su nombre real es Brian Warner. Desde sus primeros años recibió una estricta educación católica. En la década de los 90’s se hizo gran amigo del fundador de la iglesia del diablo, mismo que lo nombró como Sacerdote Honorario. Por eso, los demás miembros de la orden le llaman a este artista: “el reverendo”

Jimmy Page

Estaba completamente obsesionado con Aleister Crowley, el maestro de Anton Lavey, tanto, que compró la mansión de los rituales de Crowley en el Lago Ness. La magia negra está presente en varias de sus canciones de Led Zeppelin. Muchos investigadores dicen haber hallado fuertes mensajes subliminales en temas como “Stairway to heaven”, “Black Dog”, entre otras.

Ozzy Osbourne

Es uno de los más abiertos promotores del culto a las tinieblas. Se lanzó al estrellato en la legendaria banda rockera Black Sabbath. Salía en los conciertos haciendo shows con murciélagos y ratas en pleno escenario, con crucifijos invertidos y letras aludiendo a los demonios. Luego como solista, siguió venerando su culto a Satán en sus composiciones.

Eminem

Su nombre es Marshall Bruce Mathers III. Sin pelos en la lengua, cada vez que puede admite haber vendido su alma a cambio de fama, placer y dinero. También lo dice literalmente en su canción intitulada “Say Goodbye Hollywood”.

Jay Z

Es otro que admite no solo practicar el satanismo, sino que además detalla que hizo un pacto con el diablo que le permitió tener todo lo que siempre había querido. Por eso en sus canciones suele hacer mención de ello. Dice que en esa corriente de vida, lo único que importa es satisfacer todos los deseos posibles, desde la buena comida, el erotismo, la fama, los viajes, etc.

A pesar de que sea algo mal visto en la sociedad, todas las creencias son respetables.

Imágenes: wikipedia.org (all)

Los músicos más satánicos del mundo
1 abril, 2019
Se habla de:                                                         


Ver más Artículo al azar