Los objetos más valiosos que nadie ha podido encontrar

Algunos objetos de gran valor a nivel cultural, religioso o científico, se han perdido por culpa de las guerras, de la delincuencia o simplemente, desaparecieron de la faz de la Tierra sin dejar rastro. Se especula que algunos se hallan en el mercado negro, en donde por ellos ofrecen enormes cantidades de dinero gracias a su importancia. En seguida «los objetos más valiosos que nadie ha podido encontrar».

Lo más reciente:

Oro de Yamashita


Durante la Segunda Guerra Mundial, el ejército japonés realizó importantes saqueos, en los que juntaron centenares de lingotes de oro. Se cree que están escondidos en algún lugar de Filipinas. Allí también hay reliquias muy antiguas, plata, diamantes, obras de arte y otros objetos de gran valor.

Tesoro de Lima

Se cree que está ubicado en la Isla del Coco, en Costa Rica. Según algunas fuentes, allí estarían más de 120 imágenes religiosas, todas en marcos de oro; más de 200 cofres, repletos de joyas y espadas de algunos oficiales españoles; 1.000 diamantes, coronas y un millar de objetos de gran valor. Ese fue el paradero de un tesoro que iba hacia España, pero que en mitad del recorrido, el capitán del barco, William Thompson, se llenó de ambición y mató a toda la tripulación y se dirigió hasta ese sitio en donde supuestamente enterró el botín.

Mesa del Rey Salomón

Es uno de los «tesoros más misteriosos del mundo». Se cree que sobre esta tabla, el Rey Salomón escribió todo el conocimiento del universo en donde además, incluyó la fórmula de la creación y el nombre del verdadero Dios. Este rey era conocido por su sed de conocimientos en las ciencias ocultas.

Tesoros de los Faraones

En 1922, se descubrió la tumba del rey Tutankamón. Allí estaban piezas de oro de gran valor, las cuales fueron saqueadas por el gobierno británico, quienes fueron los primeros en adentrarse en las imponentes pirámides, ubicadas en Egipto; pero según algunos investigadores, en esas pirámides aún se encuentran tesoros ocultos que no se han descubierto.

Tesoros de Barba negra

Barba negra fue un pirata muy famoso, que saqueaba barcos que iban desde América hacia Europa. Por lo general, iban repletos de oro que extraían de México y Sur América. Las aguas del Océano Atlántico fueron el único testigo de estos multitudinarios robos. A pesar de las incesantes búsquedas en altamar, no se ha podido encontrar mucho del famoso barco llamado «Queen Anne’s Revenge», que cayó al fondo del mar y se cree que era el que tripulaba.

Joyas de la Atlántida

La Atlántida fue una antigua civilización, que habitó gran parte de este planeta, hace más de 9.000 años. De acuerdo con expertos, sus habitantes tenían palacios suntuosos, a la vez que había mucha riqueza y no se tenía que trabajar. Además, existían grandes cantidades de oro y plata. No obstante los esfuerzos de la comunidad científica, y según las versiones oficiales, nunca se ha podido obtener ningún objeto de esa civilización, que se especula se hundió bajo las aguas del océano que lleva su nombre: Atlántico.

Obras de arte robadas por los nazis

La Mina Kaiseroda estaba ubicada muy cerca de Berlín. La estructura contaba con más de 50 túneles, destinados a refugiar a los soldados alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. También fue el lugar escogido por el partido nazi para guardar preciados tesoros. Los norteamericanos pudieron acceder y se llevaron una gran sorpresa, al ver que efectivamente, el lugar estaba lleno de lingotes de oro, diamantes, perlas y un centenar de objetos de valor, pero nunca encontraron valiosas obras de arte que se supone, ellos habían hurtado.

La Cámara de Ámbar

Fue una habitación muy lujosa, hecha en ámbar, que es 10 veces más caro que el oro. Estuvo ubicada en el Palacio de Catalina, muy cerca de San Petersburgo, en Rusia. La estructura fue creada por un par de artesanos de origen alemán y contaba con decoraciones hechas en oro, diamantes, espejos y gemas preciosas. Alcanzó a medir 55 metros cuadrados y estuvo intacta, hasta que la ocupación nazi en 1941 la descubrió y la desmontó. Desde esa época, no se sabe nada de esta preciosa reliquia, que en 2003, fue reemplazada por una imitación.

El Arca de la Alianza

Éste es uno de los «objetos más valiosos del mundo». Se trata de un cofre, en el que los antiguos hebreos guardaron las tablas de la ley, las cuales le fueron entregadas a Moisés. El Arca, recubierta de oro, junto con las tablas, tenía un poco de maná, que era el «alimento de los dioses». Antiguamente, fue guardada en el Templo de Jerusalén. Desapareció luego de la destrucción del templo, a manos de Nabucodonosor II.

Imagen: wikipedia.org

Los objetos más valiosos que nadie ha podido encontrar
14 enero, 2017
Se habla de:                                                     

Ver más Artículo al azar