Los peores errores arbitrales de la historia

Unos de los personajes más odiados del deporte son los árbitros. Muchos chascarrillos se han hecho a lo largo de las décadas y claro está, muchos insultos se lanzan continuamente hacia ellos. Su función es hacer cumplir las normas de las diferentes ramas del deporte y  determinar las faltas que se comentan durante los encuentros deportivos. Se instruyen en instituciones especiales, donde se preparan para ejercer como tal.  Pero la descarga de ira de los aficionados hacia estos jueces, se ha aumentado sobre todo por graves faltas que los mismos cometen. Ahora veamos: «los peores errores arbitrales de la historia».

Lo más reciente:

Munich 72

Ese año se llevaron a cabo los Juegos Olímpicos en la ciudad alemana. Durante la final de baloncesto, faltando muy poco para culminar el juego en el que Estados Unidos y la Unión Soviética se disputaban la presea plateada, todo apuntaba a que los soviéticos eran los ganadores; pero faltando sólo 3 segundos para acabar el partido, Estados Unidos anotó a favor y supuestamente, obtuvieron la victoria. Pero los soviéticos inconformes y en medio de protestas, hicieron que se repitieran esos 3 segundos de juego, en los que resultaron ganadores, aunque nunca reclamaron la medalla.

Quinta oportunidad en el futbol americano

El reglamento del futbol americano únicamente permite 4 oportunidades para anotar. En esta ocasión, el árbitro  J.C. Louderbac permitió 5. Esta inusual decisión la tomó el 6 de octubre de 1990 y en este infortunado episodio, resultó ganador el equipo de Colorado Buffaloes, que se enfrentó contra los Missouri Tigers.

Las tres amarillas

Graham Poll fue el árbitro escogido para mediar el en partido de Australia contra Croacia, en el marco del mundial de futbol en 2006, celebrado en Alemania. Muchos de los asistentes aseguraron que este hombre dejó pasar varios penales y permitió muchas faltas contra los croatas. Pero en un gran desatino, le mostró a Josep Simunic, la tarjeta amarilla 3 veces.

Jueces rusos a favor de Rusia

Todo pareció indicar que al deportista de origen mexicano, Carlos Girón, le robaron la medalla de oro en los clavados de 3 metros, durante los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980. Disputaba el primer lugar con Alexander Portnov,  quien falló en el intento y a pesar de ello salió campeón. Los demás jugadores, asistentes y equipos deportivos protestaron, por lo que se volvió a llevar a cabo la competencia y evidentemente, Girón sí merecía la presea dorada.

«La mano de Dios»

En la final del mundial de fútbol de 1986, celebrada en el estadio Azteca de México, Argentina e Inglaterra estaban jugando el partido cuando Maradona le dio un puño al balón para anotar a favor de su selección. El árbitro tunecino Alí Bennaceur no pitó la falta, sino que siguió como si nada, ante los millones de espectadores que presenciaban el encuentro deportivo. Esta omisión le costó su carrera como juez de dicho deporte.

Las manos de Thierry Henry

En las eliminatorias para el mundial de fútbol de 2010, Francia e Irlanda se disputaron un puesto en la participación europea. En ese partido, el jugador francés Thierry Henry realizó varias jugadas con la mano y ayudó a William Gallas a marcar el gol, que llevó a los franceses al mundial. Irónicamente, el árbitro que pitó el encuentro, era de origen francés y no recibió amonestaciones de ningún tipo.

Pelea fuera del ring

El 12 de noviembre de 2011, en el MGM Grand Arena, se llevó a cabo una pelea entre Juan Manuel Márquez y Manny Pacquiao, dos boxeadores profesionales. Muchos de los asistentes entonaban algunos cantos a favor de Márquez, quien evidentemente había ganado la pelea, pero para sorpresa de todos,  los jueces vieron otra cosa y decidieron darle el título al que supuestamente estaba noqueado: el filipino Pacquiao. Esto desató la ira de los asistentes, quienes empezaron a arrojar botellas, vasos y otros objetos al ring.

Imagen: wikipedia.org

Los peores errores arbitrales de la historia
10 febrero, 2017
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar