Los peores trastornos mentales

Los trastornos mentales afectan a gran parte de la población mundial. Existen unos más graves que otros y la medicación siempre es una de las formas más efectivas de suprimir los síntomas y de proporcionar una vida relativamente normal. Pero a pesar de los esfuerzos científicos, algunas enfermedades de este tipo aún son un verdadero desafío y no se ha podido controlar sus efectos. Veamos “los peores trastornos mentales”.

Lo más reciente:

Síndrome de Estocolmo


Es uno de los más conocidos. Consiste en que las personas que han sido víctimas de secuestro, sienten una atracción de tipo sexual o emocional hacia sus captores. Se estima que cerca del 30% de las víctimas de secuestro caen presas de este mal. Es muy complejo, pues un secuestro es un episodio muy traumático y violento.

Vigorexia

Es un trastorno en el que al contrario de la anorexia, quienes lo padecen suelen presentar sobrepeso y se ven a sí mismos como delgados y frágiles. Por lo general, pasan largas horas en el gimnasio, tratando de aumentar su masa muscular. En ocasiones, pueden abusar de anabólicos y otras sustancias que coadyuvan al crecimiento de los músculos. .

Síndrome de Koro

Es un trastorno que se ha presentado en Asia. Quienes lo padecen, sienten que sus genitales están cada vez más pequeños y que pueden llegar a desaparecer. Viven con el miedo de que esto suceda. En los hombres sucede con el tamaño del pene y en la mujeres, se han presentado casos en donde sienten que sus pezones están cambiando de tamaño y que desaparecerán muy rápido.

Trastorno de identidad disociativa

Es un trastorno muy complicado, en el que la persona puede llegar a comportarse de formas distintas en cortos periodos de tiempo. A diferencia de los bipolares, quienes padecen este trastorno tienen múltiples personalidades que desconciertan a todos lo que tienen que convivir con ellos. Por lo general, no recuerdan lo sucedido durante los episodios.

Esquizofrenia

Es un trastorno mental que se deriva de una serie de factores, que afectan la percepción de la realidad. Los afectados suelen sufrir alucinaciones que involucran varios sentidos a la vez, pues oyen, ven y sienten cosas que en realidad no existen. En algunos casos, este mal es heredado de sus padres. La medicina moderna al parecer, puede mantener lo síntomas bajo control, pero aún es objeto de estudio.

Autofagia

Se trata de un intenso deseo de amputarse partes del cuerpo, para luego comérselas. Quienes la padecen pueden llegar a cortarse los dedos para alimentarse con ellos. Es un mal relativamente nuevo y ha prendido las alarmas en todo el mundo.

Trastorno antisocial de la personalidad

Se caracteriza porque la persona adquiere un comportamiento apático y evita cualquier tipo de interacción con la sociedad. Puede desarrollar conductas delictivas, cometer robos, violaciones y agredir a personas que no conocen. Suelen ser depresivas y ansiosas.

Síndrome de Lima

Todo lo opuesto al de Estocolmo. En este caso, el secuestrador siente atracción hacia su rehén. En ocasiones usan la violencia para satisfacer sus deseos y darle rienda a sus emociones más reprimidas. Un caso de este síndrome se presentó en Perú, en 1996, cuando se registró una toma de rehenes en la Embajada japonesa. Los secuestradores simpatizaron con sus rehenes y los liberaron poco a poco, sin necesidad de negociaciones.

Trastorno obsesivo compulsivo

Este tipo de trastorno no respeta edad, sexo ni condición social. Es un desorden mental, en el que los pensamientos recurrentes causan miedo y preocupación en quienes lo padecen. La ansiedad desmedida es un determinante de este mal y puede desencadenar problemas realmente graves en la salud mental de los afectados. Algunos de los síntomas más recurrentes es acostumbrar ciertos rituales de comportamiento, como revisar las puertas varias veces en la noche.

Síndrome de Cotard

Es el trastorno más raro que ha registrado la comunidad científica. Quien sufre esta enfermedad, siente que está muerto y que su alma está en pena. Es un delirio muy grave que afecta a muy pocas personas en el mundo. Se trata de una de las manifestaciones más graves de la hipocondría. El primer médico que lo descubrió fue Jules Cotard, en 1880; de allí su nombre.

Imagen: pixabay.com

Los peores trastornos mentales
7 diciembre, 2016

Ver más Artículo al azar