Los quesos más extraños del mundo

Una de las paradojas de la vida, es que algo podrido y mal oliente, pueda llegar a ser una de las comidas más exquisitas y costosas del mundo. Ese es el caso de los quesos, que al igual que los chocolates, según su preparación y características, pueden llegar a valer miles de dólares. El queso es un alimento muy consumido, pero los que veremos ahora, son “los quesos más extraños del mundo”:

Lo más reciente:

Queso de yegua


Es una comida exclusiva de Mongolia, elaborado con leche fermentada de ese animal. Las yeguas sólo producen leche cuando están alimentando sus crías, tal cual los humanos. Curiosamente, esta leche genera menos intolerancias digestivas que la leche de vaca.

Oscypek


Se trata de un queso preparado por los campesinos de las montañas Tatra, en Polonia. Es un queso hecho a base de leche de oveja y es exclusivo en las fiestas tradicionales europeas. Su preparación abarca más de dos semanas.

Queso de burra


Autóctono de Serbia. Se ha convertido en toda una sensación mundial y debido a que las hembras de estos animales producen escasas cantidades de leche, cerca de 320 mililitros diarios, resulta ser uno de los quesos más caros y raros del mundo. Un solo trozo del tamaño de una porción de pastel, puede valer más de 60 dólares. Su sabor es suave y dulce. Se le conoce como queso pule.

Milbenkäse


Un raro queso producido en Alemania, país donde cada año se fabrica alrededor de 2 millones de toneladas de quesos. Pero uno de los más raros es éste, que es el resultado de un proceso de maduración con ácaros, debido a que éstos en cantidad, secretan una extraña enzima que convierte el color del queso, del amarillo al rojo en unos meses y a un tono oscuro, en un año. Se cree que quienes lo coman, se curan de la alergia hacia el polvo.

Casu marzu


Definitivamente uno de los más raros y asquerosos para muchos, pero aunque parezca extraño, es de los más apetecidos en Italia y en otros lugares. Su esencia la otorga un buen número de larvas que se amontonan a propósito en el queso de oveja, cuando éste ya está en avanzada putrefacción. De tal modo que los gusanos empiezan a defecar en éste y al final resulta un queso cremoso, que a los europeos les encanta comer cuando las larvas siguen con vida, pues si llegan a estar muertas, se le califica como insano.

Queso Epoisses


De procedencia francesa. Tiene el olor más penetrante y molesto de todos los quesos, pues su preparación consiste en que luego de pasar la leche de vaca por un proceso de putrefacción hasta que se forme queso, se lava con agua-sal durante un periodo de 30 días y luego se guarda en un sitio que tenga mucha humedad. Cuando se saca al mes, vuelve a lavarse, pero con aguardiente, jugo de uva y agua lluvia, durante varias semanas. El aroma es casi insoportable.

Long Clawson’s Stilton Gold


Cuando se dijo que “la comida es oro”, no resultó del todo una metáfora, sino que el preciado metal también se puede comer, como en este queso inglés que está hecho con oro líquido y cada kilo puede valer más de mil dólares, uno de los más caros del mundo.

Imágenes: wikipedia.org (all)

Los quesos más extraños del mundo
27 septiembre, 2017
Se habla de:                                     

Ver más Artículo al azar