Los tipos de trastornos de la personalidad

Los trastornos de la personalidad son defectos en la manifestación de las emociones. También presentan anormalidades en la motivación, las relaciones sociales, y son  patologías clínicas que se pueden tratar con la ayuda de terapia psicológica y en casos más extremos, con algunas sustancias químicas. Quienes los padecen demuestran un comportamiento atípico, en comparación con el resto de personas. Veamos algunos tipos de trastornos de la personalidad.

Trastorno de personalidad dependiente

Quienes lo padecen necesitan de otras personas para satisfacer sus necesidades emocionales, físicas y económicas. No pueden tomar decisiones por sí solos y evitan a toda costa la soledad.

Trastorno límite de personalidad

También conocido como «borderline». Las personas que lo padecen se sienten vacías y su personalidad es débil, cambiante y siempre ponen en duda todo lo que hacen. Reflejan cambios bruscos y suelen tener intensos ataques de ansiedad. En ocasiones, estos ataques deben ser tratados de inmediato, porque se pueden desencadenar problemas más graves como las convulsiones.

Trastorno esquizotípico

Uno de los comportamientos más característicos de esta patología es el aislamiento. Los pensamientos mágicos y supersticiosos son muy recurrentes y por lo general, quienes lo padecen han sido víctimas de experiencias paranormales y tienen un tacto especial para presenciar ovnis, según los expertos.

Trastorno paranoide de la personalidad

Como su nombre lo indica, se basa en un sentimiento paranoico hacia todas las personas. Quienes lo sufren desconfían de sus amigos y familiares y sienten que están siendo vigiladas y que todo lo que los rodea, anda fraguando un complot en su contra.

Trastorno antisocial

Los afectados suelen ser agresivos, impulsivos y no tienen sentimientos de culpa por sus actuaciones, que casi siempre son muy violentas. Se caracterizan por discutir con desconocidos y tienen enormes dificultades para relacionarse con los demás.

Trastorno histriónico de la personalidad

La baja autoestima es uno de los rasgos más marcados. Siempre buscan llamar la atención de los demás, están muy bien arreglados y tratan de seducir a todas las personas. Lo que más les satisface es tener la aprobación de los demás.

Trastorno Esquizoide

En la mayoría de los casos se aíslan y evitan contacto con las demás personas. No disfrutan de la compañía de otros seres humanos y eligen trabajos en los que no tienen que hablar, ni ver a nadie. Suelen tener frialdad emocional.

Trastorno de personalidad narcisista

Este tipo de personas creen ser superiores al resto. Exageran sus logros y son más presumidos de lo normal. Tienen sentimientos de venganza y resentimiento hacia quienes no los alaban y pasan horas enteras frente al espejo.

Trastorno de la personalidad por evitación

Se caracteriza por un sentimiento de inferioridad muy marcado. Los afectados dependen de las críticas de los demás y evitan la interacción con otras personas. El miedo es su ley de vida y siempre se sienten avergonzados y rechazados.

Trastorno de personalidad obsesivo – compulsivo

Lo padecen las personas muy disciplinadas y perfeccionistas. Tienen rituales para todas las actividades de su día a día y además, su obsesión por el orden es enfermiza, a tal punto que descuidan sus relaciones afectivas y sociales. IIgualmente, tienden a ser perfeccionistas, moralistas e inflexibles.

Imagen: pixabay.com

Los tipos de trastornos de la personalidad
28 enero, 2017


Ver más Artículo al azar