Los usos sorprendentes de la leche

La leche es un alimento muy común en la vida diaria, pero desde tiempos remotos se le ha dado formas de empleo bastante interesantes y provechosas en todo sentido y poco a poco, a medida en que la leche de vaca natural se ha ido masificando en una industria de un líquido con saborizantes, se ha ido perdiendo el conocimiento de varios prodigios que logra la verdadera. Por eso traemos: “los usos sorprendentes de la leche”:

Para revitalizar las plantas

Uno de los trucos más eficaces y maravillosos de cuidar a una planta o de revivirla aun cuando parece ya marchitarse, es aplicarle leche de una forma específica, que consiste en mezclarla con agua en un atomizador o recipiente con difusor, para rociar desde las hojas más altas a la parte más baja del tallo.

Esto ayuda a que se mueran hongos o a prevenirlos, así como a darles a las plantas una apariencia fuerte y sana. Para una preparación pequeña, se puede usar una tasa de leche, junto con cuatro de agua.

Para suavizar los pies

Es una gran idea cuando se cuenta con leche de sobra, o que se ve que ya toca desecharla porque está a punto de dañarse, lo mejor es calentar un litro a medio fuego, hasta que quede la temperatura perfecta para meter los pies en un periodo de tiempo aproximado a 15 minutos. La sensación es bastante agradable y la suavidad marcará la diferencia. De acuerdo con los expertos, este procedimiento es ideal si se realizara semanalmente.

Para disminuir y refrescar las picaduras de insectos

Para esas molestas picaduras de mosquitos e insectos, con su piquiña y ardor muy fastidiosos, un remedio ideal es aplicar leche fría en la piel, sobre la zona afectada, utilizando un pequeño algodoncillo durante casi media hora. Los efectos son muy refrescantes y el alivio es notable.

Para brillar los objetos de plata

Una clave que pocos imaginaban: sirve para lustrar los elementos plateados, como por ejemplo cubiertos, ollas, floreros, jarrones, joyas, etc. Es otra fabulosa alternativa de darle uso a la leche cortada, en lugar de tirarla. Entonces, se procede llenando un recipiente con este líquido y dejarlos allí aproximadamente 40 minutos. En seguida secarlos y brillarlos. El resultado es sorprendente.

Para restarle la acidez a la cebolla

A mucha gente no le gusta la cebolla no tanto por su sabor, sino por su acidez. Pero existe un truco para quitarle ese factor que puede resultar desagradable, para que sólo quede su sabor que es uno de los mejores condimentos. El truco consiste en sumergir la cebolla en leche hirviendo, alrededor de 12 minutos. Quedará lista para cualquier preparación.

Para dejar relucientes los muebles

Un secreto para dejar los muebles como nuevos, es realizar un jabón natural que elimina manchas, suciedades y realza el color. Sólo se requiere jugo de limón mezclado con leche y se obtendrá un limpiador cual ninguno.

Para eliminar manchas de tinta

Ya no es necesario desechar las prendas de ropa que quedan manchadas con tinta, pues esa mezcla anteriormente descrita, de extracto de limón con leche, es la sustancia ideal para salir del embrollo. Se necesita dejar remojando la pieza entre la mezcla toda la noche y al día siguiente, lavar común y corriente.

Para aliviar quemaduras

Especialmente para aquellas provocadas por el sol. Una solución efectiva para cuando se ha permanecido varias horas expuesto al sol y la piel ha quedado resentida y enrojecida. Basta con humedecer un algodoncillo en leche fría y aplicar sobre el rostro o región deseada y dejar allí por 20 minutos. La sensación de frescura y alivio es inmediata.

Para exfoliar la piel

Esta receta es muy antigua y eficaz para embellecer el rostro y todo el cuerpo. Se mezcla una cucharada de miel de abejas pura, con una cucharada de leche y dos de avena, hasta formar una crema. Luego se añade a la piel y se deja actuar por media hora. Finalmente, se lava la cara con agua fría o tibia. Los efectos son formidables.

Para aclarar ojeras

Algunas personas no saben cómo quitarse sus características ojeras que los acompañan a todas partes. El secreto también radica en la leche fría. Mojando pañitos en ésta, se colocan en las ojeras y haciéndolo varias veces por semana, esas sombras antiestéticas debajo de los ojos desaparecerán.

Imagen: pixabay.com

Los usos sorprendentes de la leche
29 junio, 2018

Ver más Artículo al azar