Los venenos que pueden salvar la vida

La naturaleza en su sabiduría crea sustancias que algunas veces son tóxicas, pero en otras circunstancias resultan muy benéficas para la salud. Las neuro-toxinas, por ejemplo, son segregadas por algunos animales como método de defensa. Pero lo increíble de todo, es que ciertos venenos podrían salvar la vida de una persona. Veamos:

Lo más reciente:

La toxina del caracol cónico


Son unos caracoles marinos que poseen un veneno muy poderoso. Habitan principalmente los arrecifes de coral. Son carnívoros y el veneno de algunas especies, puede resultar letal para los humanos. Es utilizado por la industria farmacéutica, para obtener propiedades tranquilizantes. Se cree que una pequeña dosis, contiene agentes 1.000 veces más eficaces que la morfina.

Aconitum

Es un planta muy popular que crece en Rusia. Algunas plantas de este tipo pueden resultar tóxicas, pues poseen una sustancia conocida como «alcaloides diterpeno», misma que es supremamente fuerte, pero es usada con fines médicos. Se cree que puede tratar problemas graves de salud, como la neumonía y la laringitis. Además, las dosis precisas de este veneno, contribuye a aliviar el asma hasta en un 70%. Algunos homeópatas la usan para aliviar las molestias del cáncer.

Dedalera negra

Es un planta que cree en Asia y África del norte. Existen más de 5 especies y todas resultan tóxicas, si se consumen crudas. La dedalera obscura posee potentes sustancias tóxicas conocidas como  glucósidos cardíacos, que pueden ocasionar muchos problemas de salud, pero gracias a algunos estudios científicos, se pudo determinar que ayuda a curar problemas renales y usada de forma tópica, acelera el proceso de cicatrización.

Serpiente cabeza de cobre

Es una serpiente venenosa endémica de América del norte. Su mordida no produce la muerte, pero sí acarrea algunas molestias. Representa una amenaza, no por la toxicidad de su veneno, sino por su agresiva forma de comportarse. Algunos estudios científicos han deducido que tiene la capacidad de frenar los efectos del cáncer y además, evita la metástasis.

Coniína

Es una sustancia peligrosa, encontrada en la Cicuta, la cual es una planta venenosa que se encuentra en todo el hemisferio norte. Su consumo puede provocar la muerte, como consecuencia de la  asfixia ocasionada por el sistema nervioso, al contacto con la misma. Esta sustancia es usada en la medicina para aliviar trastornos menstruales, problemas del estómago y dolores severos de cabeza. Debe usarse mínimas cantidades.

La atropina

Es un veneno encontrado en la belladona; en dosis pequeñas, resulta inofensivo, pero cuando es consumida en grandes cantidades, puede provocar la muerte. Su uso en la industria farmacéutica, se relaciona con algunos sedantes, medicamentos para el corazón y para tratar problemas digestivos.

Veneno de escorpión amarillo

Todos los escorpiones poseen veneno, pero particularmente, el de esta especie es usado para combatir los tumores cerebrales. También, se han hallado amplios beneficios en los pacientes con diabetes.

Veneno de tarántula

El veneno de la tarántula rosa no es tóxico, pero puede provocar graves alergias en la piel. Esta araña es nativa de Suramérica y algunos científicos han potenciado las sustancias letales que alberga su veneno, para de ese modo, estabilizar los músculos del corazón y así evitar infartos.

Hongo del centeno

Es un hongo parásito, conocido como cornezuelo, que crece en algunos cereales. Su consumo puede provocar convulsiones. Se usa para mitigar los síntomas del Parkinson.

La warfarina

Es un veneno sintético, creado en un laboratorio en 1948, para controlar las plagas de roedores. Es usado por la comunidad médica como anticoagulante e igualmente, ayuda a prevenir la trombosis.

Imagen: wikipedia.org

Los venenos que pueden salvar la vida
20 diciembre, 2016
Se habla de:                                                             

Ver más Artículo al azar