Mitos que casi todos creímos desde niños

La infancia es una época en la que se es muy vulnerable a creer todo lo que se dice. Muchos mitos y leyendas han pasado de generación en generación, pero son totalmente falsos y fueron inventados solo para incrementar el temor ante algunas situaciones. A continuación los mitos que casi todos creyeron desde niños.

Lo más reciente:

Despertar sonámbulos

Esta idea se difundió gracias a películas y series de televisión, en las que se mostraba que despertar sonámbulos era malo, porque podían quedar en un estado alterado de conciencia o que la locura se apoderaba de ellos. No se han registrado casos de muertes o afecciones mentales en ninguna parte del planeta.

A los cadáveres no les sigue creciendo el pelo

Cuando alguien muere, todos los tejidos del cuerpo dejan de producir las sustancias encargadas de la regeneración de los tejidos. Es falso ese de que a los muertos les sigue creciendo el pelo y las uñas. Lo que sucede es que la piel se seca, a tal punto en que las hebras capilares sobresalen y dan la impresión de ser más largas.

Los toros se ponen bravos con el color rojo

Es falso, porque lo que realmente los altera es el movimiento. Los toreros usan un capote de color rojo para enfurecer al toro, el cual ignora que sea de un color u otro. En realidad, la causa de su cólera es el movimiento persistente. Es de color rojo, para camuflar el color de la sangre cuando el torero le propina las estocadas.

Usar máquina de afeitar hace crecer más vello

Esto es falso, porque luego de afeitarse, el vello crece con una forma puntiaguda, lo cual da la impresión de que sea más grueso. Normalmente es fino y la punta es redonda, pero cuando se rasura el corte, hace que se vea con más volumen. Entonces, no hay que preocuparse por usarla regularmente.

Ver televisión de cerca es malo para los ojos

Muchas personas crecieron con ese miedo, porque sus padres les decían que se iban a quedar ciegos si veían la tele desde muy cerca. No hay ningún registro de que esto haya sucedido y no existen pruebas para mantener tal afirmación. Lo que sí sucede es que puede provocar un fuerte dolor de cabeza, debido al inadecuado enfoque de los ojos. Pero nada grave, ni tampoco representa algún peligro de consideración.

Hay que esperar media hora para poder entrar a la piscina

Es falso que la digestión se detenga, porque el cuerpo irriga suficiente sangre como para mantener varios órganos funcionando a la vez. Luego de comer se debe esperar solo un par de minutos antes de entrar al agua y la digestión no se corta por ningún motivo, porque es un proceso natural que sigue efectuándose dentro o fuera del agua.

Comer chicle pega las tripas

Es totalmente falso, porque las mucosidades del intestino evitan que se adhiera a las paredes que lo recubren. Lo que sí puede pasar, es que se tarde mucho tiempo en salir, porque los ácidos estomacales no lo destruyen ni lo degradan por completo.

Sólo tenemos 5 sentidos

Es falso, pues los seres humanos poseen otros, además de la visión, el tacto, el gusto, el olfato y el oído. Algunos científicos aseguran que hasta una docena de sentidos nos permiten movilizarnos, sentir frio o calor, identificar la intensidad de la luz, el equilibrio, los umbrales de dolor y las personas ciegas tienen la capacidad de sentir la luminosidad del lugar en donde se encuentran.

Imagen: pixabay.com

Mitos que casi todos creímos desde niños
30 marzo, 2017
Se habla de:                                                     

Ver más Artículo al azar