Ovni se estrella en un cementerio: El Caso Roswell latinoamericano

Algo que viene sorprendiendo al mundo en los últimos años, es la desclasificación de algunos archivos secretos, relacionados con el fenómeno OVNI y la vida extraterrestre.

Lo más reciente:

De entre éstos, sobresale un evento ocurrido al sur de Colombia, donde un Ovni habría caído en un cementerio, pero luego, el suceso se clasificó celosamente por la Fuerza Aérea Norteamericana, pero ahora ha salido la luz pública. Veamos la historia:

 En un informe detallado, elaborado por autoridades militares de Colombia, dice claramente que un objeto volador no identificado se estrelló en el cementerio de la ciudad de Pasto, departamento de Nariño, en el año 1956. Entonces, los restos fueron debidamente transportados y ocultados por el Servicio de Inteligencia de dicha nación.

Dicho informe también expone que al poco tiempo, arribaron equipos especiales de inteligencia de la Fuerza Aérea estadounidense para encargarse por completo del asunto, clasificando el archivo como Project 10073 y de uso exclusivo de la Central de Inteligencia Aérea de la base Wright Patterson, localizada en Dayton, Ohio, al mando del Coronel G.W Crabbe. Actualmente, se le conoce como el Caso Aranda.

La base Wright Patterson es conocida dentro de las investigaciones ufológicas, como el lugar donde se encuentra el misterioso Hangar 18, cuya función es recopilar los restos de naves extraterrestres o enterradas desde siglos y milenios atrás, junto con objetos y hasta presuntos cuerpos de los ocupantes, dentro de los cuales también figuran los restos del tan conocido caso Roswell.

En el documento desclasificado, se puede leer claramente que varios escuadrones de inteligencia militar estadounidense, se movilizaron durante varios años a la ciudad de San Juan de Pasto, desde el año 1956, debido al enigmático accidente en pleno cementerio.

Muchos son los testigos que afirman que efectivamente cayó un objeto del cielo en pleno campo santo y en seguida, extraños agentes empezaron la recolección de los trozos metálicos, en colaboración con la Policía Nacional de Colombia. Por aquella época, los medios de comunicación locales no pudieron ser callados y se hizo gran eco del caso.

Uno de los medios de prensa nacional más leídos de esa época en Colombia, era el periódico “El Intermedio”, mismo que para el 7 de julio de 1956, publicó en primera página una noticia con un titular que a la letra decía: ¿Platillos voladores?

“EXTRAÑO OBJETO HIZO EXPLOSIÓN SOBRE EL CEMENTERIO DE ARANDA»

Las leyendas modernas sobre la existencia de “Platillos Voladores”, cobraron hoy gran actualidad. En efecto, un señor de apellido Luna, quien presta sus servicios en el cementerio de Nuestra Señora del Carmen, en la ciudad de Pasto, se presentó ayer a la Emisora Ecos de Pasto llevando extraños trozos metálicos, restos al parecer, de un artefacto bélico. Las partículas fueron recogidas en el campo santo, ubicado en Aranda, a eso de las 8 y 30 de la noche después de ser escuchadas ocho violentas y ensordecedoras explosiones. 

Dice el señor Luna que el espacio se cubrió con una espesa nube de humo azul tan intensamente brillante que tuvo que aplicarse en los ojos un pañuelo húmedo. Los restos hallados por el señor Luna fueron entregados a la Policía con el fin de establecer su origen. Las gentes de Aranda se hallan intrigadas con el extraño suceso y esperan ansiosas conocer las causas del fenómeno.”

Debido al revuelo creado por las noticias, la Base aérea Wright Patterson se tuvo que pronunciar y para aquella vez, salió a decir que para ellos fue casi imposible enviar una comitiva de investigación, a causa de las dificultades de trasladarse a dicha ciudad sudamericana, que por tierra les costaba más de 3 días en tierra, desde Bogotá, la capital de Colombia.

Una excusa que casi nadie creyó, pues aparte de que muchos testigos vieron los agentes norteamericanos, resulta ilógico pensar que agencias gubernamentales de semejante talante, no iban a contar con medios de transporte y los recursos necesarios. Pero recientemente, con la desclasificación oficial de estos expedientes, se sabe que en realidad la Base aérea Wright Patterson, todo el tiempo se mantuvo al tanto de la situación y se llevaron los restos del artefacto.

Son muchos los pormenores de este caso que es similar al de Roswell, cuando artefactos provenientes del espacio exterior colisionaron con la Tierra y rápidamente agencias secretas de inteligencia arribaron al lugar del impacto, se llevaron todo lo que encontraron e intentaron silenciar y tergiversar los sucesos.

Colombia es uno de los países donde las personas más reportan actividad OVNI y el mundo entero se está preguntando por qué ahora, dichas agencias secretas de inteligencia estadounidense y de las demás potencias, están desclasificando estos archivos que durante décadas habían permanecido en silencio y hasta el mismo gobierno de Estados Unidos, recientemente ha confirmado lo que tanto se había esperado: que efectivamente estamos siendo visitados por seres inteligentes con naves de una tecnología muy superior a la nuestra y que esto viene sucediendo desde tiempos remotos.

Imagen: pixabay.com

Ovni se estrella en un cementerio: El Caso Roswell latinoamericano
1 diciembre, 2019
Se habla de:                                                 


Ver más Artículo al azar