Personas que hicieron terribles confesiones justo antes de morir

Las personas que guardan los más terribles secretos, han jurado alguna vez mantener el silencio hasta la tumba. Pero las personas que veremos en seguida, antes de morir se arrepintieron y decidieron soltarlo todo. Lo que nadie se imaginaba, era que fuera tan grave y sorprendente.

Algunos confesaron crímenes nefastos y grandes verdades que hoy no dejan de impactar a quienes se enteran de ellas. Un listado macabro, pero muy interesante. Veamos:

El teniente Walter Haut

Justo antes de fallecer, no pudo contener más que había presenciado seres extraterrestres en el año 2005, en inmediaciones de la zona conocida como “Área 51”. Cuando fue contando más y más, resultó detallando cosas increíbles sucedidas en Roswell. Para ponerle seriedad al asunto, firmó una declaración juramentada en la que plasmó su relato.

James Brewer

No es precisamente una celebridad, ni un famoso político. James tan sólo era un anciano, que tan pronto como sufrió un derrame cerebral y sospechaba su muerte inminente, confesó haberle quitado la vida a Jimmy Carroll, su vecino, 32 años atrás. En aquella oportunidad de su repudiable hecho, tenía sólo 20 años de edad. Lo que no quiso contar, fue la razón que lo motivó a ello.

El único dilema fue que James no murió, sino que se recuperó. Ahora paga una larga condena en prisión.

Christian Spurling

Nada más ni nada menos que el yerno del autor original de las imágenes del que siempre se creyó que era el legendario monstruo del Lago Ness, Marmaduke Wetherell. Aunque casi se sale con la suya, nunca imaginó que su propio yerno lo traicionaría y contaría la verdad; confesó que fueron fotos falsas y que esa leyenda es un fraudeg totalmente.

Spurling dijo que Marmaduke utilizó un submarino de juguete para armar el montaje de la imagen que lograría sorprender al mundo entero. Distintos periódicos la difundieron como si fuese real. En 1993, Spurling hizo la revelación, pero al día de hoy, todavía hay quienes no se han enterado y siguen convencidos de aquella imagen.

Geraldine Kelly

Fue una mujer que sufrió lo indecible con su esposo, quien la golpeaba todo el tiempo. De repente, un día cualquiera, el sujeto desapareció para siempre. Pasaron los años y en el lecho de muerte, Geraldine le confesó a sus hijos y a las autoridades, que ella había atentado contra su marido y que luego, metió sus restos en un frízer, durante casi 8 años.

Howard Hunt

Se trata de un individuo que trabajó para la CIA, pero al sentir que le faltaba poco para morir, decidió abrir su boca y revelearle al mundo algo de suma trascendencia en la historia de la humanidad: él participó en el macabro plan del asesinato del presidente Kennedy.

Margaret Gibson

Una prestigiosa actriz que terminó por confesar que había borrado del mapa al director de cine William Desmond. Lo que nunca se pudo saber, fueron sus motivos.

Stanley Kubrick

Le quitaron la existencia de una manera trágica. Muchos creen que se debió a que el polémico cineasta revelara detalles muy confidenciales de la élite, como que los videos del hombre llegando a la Luna por primera vez, son una completa farsa, un montaje que le fue encargado producir a él mismo.

Diane Crawford

Por boca de la misma actriz, reconocida por películas de la década de los 50’s, todo el mundo se enteró que fue ella la autora del crimen de Constance Smootz y de Carolyn Havener Perry. Confesó que lo hizo porque ellas hicieron mofa de su sexualidad.

Naamán Diller

Confesó ser uno de los ladrones más buscados del mundo, desde el año 1983, por el gran robo de la historia de Israel, cuando se desaparecieron 106 relojes de altísimo valor histórico, del “Instituto La Mayer de Arte Islámico”. El reloj con el que se quedó Naamán, fue el de María Antonieta de Austria.

Julian Altman

Este músico aclamado por la forma prodigiosa de tocar el violín, aceptó haber robado el instrumento de Bronislaw Huberman, un violinista que era el más aplaudido y solicitado para interpretar las obras de Beethoven, maestro que en vida lo admiraba mucho.

Leon Eisenberg

Es el psiquiatra de origen judío, autor del descubrimiento del denominado “Trastorno por déficit de atención con hiperactividad”. Mucha gente y profesionales en el área creyeron por completo que sí existía y muchos se lo atribuyeron. Años después en una entrevista a una revista especializada, confesó que es una enfermedad ficticia que él se inventó como negocio.

Imagen: pixabay.com

Personas que hicieron terribles confesiones justo antes de morir
28 febrero, 2019

Ver más Artículo al azar