¿Qué sucedería si dejamos de comer?

Dicen que a todo nos podemos acostumbrar, menos a dejar de comer. La mayoría de personas no se imaginan la vida sin ese placer de saborear y nutrirse. Alimentarse es similar a llenar de combustible un vehículo. La calidad, la hora y la cantidad de lo que se ingiere, determina grandemente la salud de un individuo.

Lo más reciente:

A lo largo de la existencia, nos hemos preguntado qué sucedería si dejamos de comer. Inclusive, hasta lo hemos intentado. Ahora, interesantes experimentos nos revelan lo que pasa. Veamos:

Pasadas seis horas

El organismo humano no es algo estático, sino que es una complejísima máquina en continuo movimiento, ejecutando procesos para poder seguir manteniendo la vida. Los médicos han denominado como “cetosis”, a una condición en el cuerpo que se inicia luego de seis horas de no haber comido nada.

En consecuencia, se hace evidente la ausencia de carbohidratos y la reacción es que el organismo empieza a utilizar la grasa corporal para suplir este déficit. Así las cosas, el 25% de la fuerza vital se dirigiría a la zona cerebral y el porcentaje restante se reparte en las demás funciones.

El cerebro es el eje del organismo, por eso la energía se reserva principalmente para él y en tal efecto, el sistema inmunológico se ve muy desfavorecido, quedando vulnerable a diversas enfermedades.

Aproximadamente bordeando las 7 a las 8 horas de no ingesta de alimentos, el cuerpo decide iniciar un proceso en el que se come sus propios músculos. Y como es obvio, con el paso del tiempo de no comer, el cerebro va perdiendo sus funciones y las actividades cotidianas se van tornando cada vez más difíciles de ejecutar.

Al trascurso de 72 horas

Literalmente, el cuerpo se ha tornado “auto-canibal” y se ha empezado a comer a sí mismo. No cuenta con otra alternativa de dónde adquirir energía para seguir funcionando, más que de sus propias reservas proteínicas. Poder concentrarse, cuando se está en este punto del ayuno, es toda una hazaña casi imposible de lograr.

Los reflejos y la velocidad de reacción se ven gravemente perjudicados y la capacidad memorística recibe un daño que, según los neurólogos, es irreparable.

De una a dos semanas

En el cuerpo de una mujer que ha dejado de comer en un periodo tan largo de tiempo, como una o dos semanas, se detiene por completo todo lo relacionado con la menstruación, pues no posee nada de energía para realizarlo. Cualquier ser humano aumenta considerablemente las posibilidades de fallecer, en esta etapa del forzado ayuno, sobre todo porque ya no hay capacidad defensiva ante las numerosas enfermedades.

La inanición aún no se daría, pero en un periodo cercano de 65 días, la muerte por esta causa es casi segura. De modo que en resumidas cuentas, el organismo al notar que no hay ingesta de comida en las últimas seis o siete horas, enciende las alarmas y consume todo el glucógeno que mantenía almacenado, con el fin de obtener energía suficiente.

En seguida, el propio cuerpo se come su tejido graso y si se alarga el ayuno, se come sus propios músculos y de esa manera, conseguir la glucosa que requiere para extraer vitalidad.

Una investigación llevada a cabo por la “British Medical Journal”, afirma que un individuo podría ser capaz de vivir sin comida máximo por 40 días, con la condición de que se hidrate continuamente. Sin beber líquido, a duras penas resistiría ocho días vivo.

Uno de los participantes de ese proyecto investigativo, fue el doctor Alan D. Lieberson, prestigioso científico estadounidense, señaló que el tiempo que una persona puede durar sin comida, depende de cuánto pesa, la calidad de su genética y varios factores de salud, pero lo más importante, en definitiva, es que se mantenga hidratado. Resulta mucho más indispensable el agua, que los alimentos.

Cuando uno experimenta esa sensación del hambre, es una señal que el organismo está enviando, para que se realice cuanto antes la ingesta de comida y así, no suceda lo ya descrito.

Sin duda alguna, estamos hechos para depender de varios aspectos del Universo y de la correcta relación con los elementos de la naturaleza, depende la calidad de vida. Comer no sólo es un requisito para la vida, sino una de las sensaciones más motivantes para los seres humanos.

Imagen: pixabay.com

¿Qué sucedería si dejamos de comer?
27 octubre, 2018
Se habla de:                                                                 

Ver más Artículo al azar